5 sugerencias que debe seguir
Ahora que la temporada del uso y desuso de las tarjetas de crédito está a la vuelta de la esquina, considere estos consejos antes de armarse con “la plástica” para las compras de los próximas días:

1. Conozca sus límites. En otros tiempos, la persona que compraba con una tarjeta de crédito con límite sobrepasado pasaba por la embarazosa odisea de ver cómo le rechazaban dicha tarjeta. En la actualidad, muchas compañías de tarjetas de crédito han optado por tomar otros caminos, permitiendo que los consumidores sobrepasen los límites y luego enfrenten cargos exorbitantes y mayores tasas de interés una vez que exceden el límite. Antes de usar la tarjeta, debe conocer exactamente su balance, cuánto puede gastar antes de sobrepasar el límite, y evitar excederse a toda costa.

2. Pague puntualmente. En ocasiones, la fecha en que debe pagar su cuenta cada mes experimenta cambios. Si bien un mes hay que pagarla el día 10, el próximo podría ser el octavo día del mes siguiente. Esto puede (y ocurre a menudo) provocar retrasos en el pago y cargos por impuntualidad. Un retraso en el pago también le permite a la compañía aplicar una penalidad, que puede ser tan alta como de un 27 por ciento. La mejor manera de evitarla es pagando a tiempo, y saber cuándo es la fecha en que debe pagar cada mes.

3. Evite los anticipos de efectivo. Particularmente durante la temporada festiva, un anticipo de efectivo puede resultar muy atractivo. La mayoría de este tipo de anticipos implica el pago de una suma por concepto de solicitud de dinero, y una tasa de interés más alta que la establecida por la tarjeta de crédito, lo cual equivale a que ese anticipo pudiera salirle más caro de lo que piensa.

4. Verifique los cargos. Verifique todos los cargos de su tarjeta, conservando los recibos y haciendo la comprobación correspondiente con respecto a lo que aparece en la cuenta. Con esto logra dos propósitos: el primero, podrá detectar cualquier cargo fraudulento; y el segundo, puede examinar sus hábitos de gastos, lo cual pudiera ser saludable o no.

5. No se “case” con una sola tarjeta. No todas las tarjetas son iguales, pues algunas aplican tasas de interés más altas que otras. Haga una investigación de las compañías, de sus tasas de interés y convenios, y pídales cortésmente a sus amigos que le recomienden (o alerten contra) alguna compañía específica. Lleve los resultados de su investigación a su compañía para negociar un nuevo convenio, o trasládese a otra.

Información cortesía de Contexto Latino

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar.

Para comentarios: [email protected] ó 1-800-242-2527.

Compartir

Más artículos de interes