Planes de evasión de impuestos

En los últimos años han ganado popularidad los planes y promotores de evasión de impuestos en negocios establecidos en el hogar. Esto se debe al deseo que tienen los individuos de reducir la cantidad de impuestos que pagan; a los promotores inescrupulosos que venden paquetes de planes de evasión de impuesto y asistencia en auditorías; y a los contribuyentes que creen que pueden deducir todos o la mayor parte de los gastos del hogar y otros activos personales como gastos de negocio.

¿Gastos personales o de negocio?

La mayoría de los contribuyentes con negocios establecidos dentro del hogar reportan correctamente sus ingresos y gastos, mientras disfrutan de los beneficios que un negocio en el hogar le puede ofrecer. Sin embargo, haya algunas personas que piensan –erróneamente- que pueden operar cualquier tipo de negocio no lucrativo desde su hogar y reclamar los gastos personales como gastos del negocio.

Lo que NO es deducible

1.Deducir todos o la mayoría de los gastos para el funcionamiento de un hogar. Ejemplo: colocar un escritorio, un archivador, un teléfono u otros artículos de negocio en cada cuarto no aumenta la cantidad a deducir. 
2.Pagar salario a los hijos por labores como contestar el teléfono, lavar autos, etc.
3.Deducir gastos de educación de los salarios pagados a los hijos que han sido erróneamente declarados como empleados.
4.Deducir gastos excesivos de un auto cuando ha sido utilizado para uso personal y para el negocio.
5.Deducir gastos de muebles para uso personal, equipo de entretenimiento casero, juguetes, etc.
6.Deducir gastos de viajes personales, comidas y entretenimiento bajo el pretexto de que todas las personas que trata son potenciales clientes.

El Servicio de Impuestos Internos recomienda que no se deje engañar y que si usted posee un negocio en su casa se acoja a la ley para evitar inconvenientes futuros. EC

Más información en https://www.irs.gov

 
 

SHARE

Más artículos de interes