La compañía de comunicaciones SBC publicó una lista de los principales tipos de fraudes y amenazas registrados durante el año 2004, entre los que destacan:

Robo de Identidad

Actualmente ocurren unos 13 robos de identidad por minuto. Las víctimas invierten hasta 600 horas para recuperarse de este crimen teniendo que lidiar con las agencias de crédito, los bancos y las autoridades correspondientes. Los ladrones obtienen ilegalmente información personal como números de tarjetas de crédito o seguro social.

Fraude de listas “No llamar”

Aunque se supone que estas listas sirven para proteger a los consumidores de solicitudes indeseadas, algunas personas las usan como plataforma para tender trampas. Los consumidores reciben una llamada de alguien que dice representar a las listas federales o estatales de “No llamar”, pidiendo que provean información personal importante. Esta información no es necesaria para registrarse en estas listas y estas solicitudes podrían ser intentos de robo de identidad.

Amenazas por Internet

Gusanos y virus por e-mail. Los piratas cibernéticos continúan contagiando sus gusanos y virus aprovechándose de las vulnerabilidades de seguridad en el software y el e-mail. Algunos de los gusanos más potentes del 2004 incluyen al Bagle, MyDoom y Netsky. Los gusanos de Internet pueden desactivar firewall y software antivirus, exponiendo potencialmente a la información confidencial almacenada en las computadoras.

Cuota Nigeriana por Adelantado

Las víctimas del fraude llamado Nigerian Fee Advance (Cuota nigeriana por adelantado) reciben por fax o e-mail una carta supuestamente enviada por un residente de Nigeria, Zimbabwe o Sierra Leone quien suplica le permita la transferencia de dinero de esta país a la cuenta de banco de la posible víctima. A los que permiten que el dinero se transfiera se les promete un porcentaje de los fondos que se movilizan, pero tienen que pagarle al remitente cierta cantidad antes de finalizar el trato.

Fraude #72

Este fraude involucra la práctica ilegal de dirigir las llamadas que le entran a algún cliente, sin su permiso. Generalmente la víctima seleccionada recibe una llamada o un mensaje que invita al cliente a reclamar algún premio. La persona que llama le pide que ingrese una serie de números que al final le permitirán –sin que la víctima se entere- tener acceso al teléfono de la víctima.

Si desea más información sobre estos temas visite:
https://www.espanol.sbc.com; https://www.insideid.com/idtheft/article.php/3438261; www.fraud.org/telemarketing/half04telereport.htm; www.fgtc.gov

SHARE

Más artículos de interes