2- Recuerde el espíritu de las fiestas. Si tiene problemas reduciendo los gastos previstos, recuerde el verdadero espíritu de estas fiestas. Obsequie pequeños detalles, sea creativo: hornee pasteles, haga objetos decorativos, compre en tiendas donde vendan objetos inusuales, compre en paquetes y divídalo en numerosos regalos, regale un libro de cupones con labores que usted hará por su ser querido en su tiempo libre (caminar con el perro, cuidar del bebé, dar masajes, etc.). Las posibilidades son infinitas.

3- Ingresos extras. Si es posible haga trabajos extras de temporada. Use parte del bono de fin de año para los regalos, o haga una venta de garaje.

4- Lleve un control de sus gastos. Cuando efectúe un gasto grape el recibo en una libreta de notas, reste lo que gastó del total del que dispone. No invierta más de lo previsto en un regalo, a menos que haya invertido menos en otro.

5- Pague en efectivo. Le permitirá ser más cauto acerca del dinero que está gastando.

6- Use el crédito cuidadosamente. Si va a usar tarjetas de crédito hágalo con la que le cobra menos intereses.

7- Evite las promociones “NO PAYMENT” y facturación diferida, porque terminará pagando más por lo que adquiera.

8- Tómese su tiempo. No efectúe compras a última hora o cuando está cansado. Es estresante y no le permite comparar precios.

9- Busque las ofertas, descuentos, cupones y ofertas en Internet. Compre en tiendas de descuento o bodegas/almacenes.

10- No siga comprando cuando haya agotado el presupuesto. Si se excedió reevalúe sus prioridades. Envíe sólo tarjetas o en la medida de los posible, espera a las rebajas de enero para regalar a sus allegados. EC

Compartir

Más artículos de interes