Muchos propietarios de casa con dificultades financieras se encuentran luchando para continuar con los pagos de sus hipotecas. Mes a mes se enfrentan con esta misma situación y cuando no pueden hacer un pago, se pueden acumular haciendo casi imposi-ble ponerse al corriente nuevamente.

Desafortunadamente, hay compañías oportunistas que prometen ayuda para salvar la propiedad, refinanciar o modificar la hipo-teca y mejorar el crédito para ganar tiempo.

En algunos casos, le dicen a los propietarios que para poder hacerlo tiene que traspasar “temporalmente” la escritura de su casa a una “tercera persona o entidad”. Les ofrecen seguir viviendo en la casa como inquilino con la opción de volver a comprarla des-pués de cierto tiempo. El problema surge una vez que se traspasan los derechos sobre la vivienda a otra persona.

Pero existen alternativas y opciones que realmente ayudan a retener la propiedad y evitar una ejecución hipotecaria. Estas son las más comunes:
• Plan de Repago (Forbearence). Con esta opción, el banco le permite reducir o suspender sus pagos por un periodo corto de tiempo con la posibilidad de seguir viviendo en su propiedad, con el fin de usted se estabilice económicamente.
• Modificaciones de Préstamo. El banco analizará la opción de poder cambiar los términos de su préstamo original, para ajus-tarlos a un pago que sea más accesible de acuerdo a su situación financiera.
• Venta corta. El banco le permitirá vender su propiedad al valor del mercado actual, aun si su balance es superior al del precio de venta. Su prestamista puede perdonar la deuda hipotecaria en su totalidad bajo los términos descritos en la Ley de Ayuda de la  Deuda Hipotecaria del 2007.  
• Escrituras en lugar de la ejecución hipotecaria (Deed en Lieu of  Foreclosure). Su prestamista puede aceptar voluntaria-mente la transferencia de la escritura de la propiedad y evitar el impacto de la ejecución hipotecaria, así como los gastos propios del embargo. EC

Compartir

Más artículos de interes