Por eso es importante mantener una comunicación abierta con el dueño (es mejor confirmar dicho acuerdo por escrito). Recuerde, a menos que haya una razón legal de peso o que la propiedad esté muy defectuosa, la falta de pago es suficiente para desalojar a un inquilino.

2. Conozca sus derechos

En California, y bajo la ley federal, podría ser ilegal desalojar a una persona por represalia, luego de que ésta haya reclamado sus derechos. Esto incluye el haberse quejado por condiciones de la unidad rentada que pondrían en peligro su bienestar.

3. Archive los reclamos

Cuando someta una queja o le pida por escrito al dueño que haga cierto tipo de reparaciones, lo mejor es archivar todo en caso de necesitarlo más adelante. Cuando presenta una queja hágalo por escrito y de forma amable, especificando los puntos que deben tomarse en cuenta, y guarde copia de todo!

4. Resuelva los problemas con su vecino

Si existe una disputa con cualquier otro de los inquilinos del inmueble, evite involucrar al dueño de la propiedad, ya que muchas veces éstos, para solucionar el problema, ordenan el desalojo de las dos partes en disputa.

5. Pida permiso para traer más inquilinos a la vivienda

Si trae a más personas a vivir con usted hay que pedir la autorización del dueño. Muchos propietarios se sienten muy molestos cuando se dan cuenta de que hay más gente en la unidad sin haber sido avisados, lo que puede provocar una orden de desalojo.

6. No haga alteraciones sin permiso

Si usted como inquilino quiere hacer cambios en la vivienda debe consultar antes con el dueño, por ejemplo, si desea cambiar el color de la pintura, quitar la alfombra o añadir gabinetes en la cocina, asegúrese de contar con el visto bueno del propietario.

7. Ofrezca pagar por las reparaciones

Si usted ha dañado o descompuesto algo de la propiedad, y esto no ha ocurrido por el uso normal de todos los días, ofrezca al propietario pagar por hacer las reparaciones pertinentes.

8. Mantenga la vivienda limpia y presentable

A los dueños no les gusta ver que su propiedad está siendo deteriorada o que esté sucia. Evite que áreas visibles como jardín, patio o balcones luzcan sucios y descuidados.

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar.

Compartir

Más artículos de interes