Descubra los efectos que tiene no declarar sus impuestos por razones como haber tenido pocos ingresos o ser demasiado joven

 

Redacción EC

El código fiscal es muy complejo. Este hecho hace que muchas personas teman el momento de declarar sus impuestos y, en el peor de los casos, opten por evadir esta responsabilidad tributaria.

Para arrojar algo de luz sobre los conceptos erróneos comunes acerca de los impuestos, la Asociación Nacional de Agentes Inscritos, un grupo de profesionales que se especializa en los impuestos, presenta seis mitos fiscales que encuentra con frecuencia:

Mito 1: Estoy presentando una extensión de este año, así que no tengo que pagar nada.

Realidad: Las extensiones de impuestos sólo amplían el tiempo que le queda para presentar, no el tiempo que tiene para pagar impuestos adeudados. Si usted le debe una cierta cantidad al IRS y solicita un aplazamiento, tiene hasta el 15 de abril para pagar, independientemente de la nueva fecha límite de presentación. De lo contrario, los intereses y las sanciones comienzan a acumularse.

Mito 2: Yo tuve una pérdida muy grande en el mercado de valores este año, así que no tendrá que pagar ningún impuesto sobre la renta.

Realidad: La deducción de las pérdidas de capital contra ingresos ordinarios se limita a 3,000 dólares. También, si usted reinvierte o recibe dividendos, estos siguen siendo técnicamente ingresos y deberá tributar como tales.

Mito 3: Me pagaron en efectivo, por lo que no tengo que informar de ello.
Realidad: Siempre debe reportar los ingresos, sin importar si se trata de dinero en efectivo, propinas, bonos o dividendos.

Mito 4: Soy demasiado joven para tener que pagar impuestos.

Realidad: Incluso los dependientes que son estudiantes de secundaria deben presentar una declaración de impuestos si ganan más de 5,800 dólares.

Mito 5: Los ingresos obtenidos en el extranjero no están sujeto a impuestos.

Realidad: La palabra clave es “ingresos”, que significa que es sujeto a impuesto. El IRS requiere que los contribuyentes reporten todos los ingresos, incluso si se obtuvieron en el extranjero.

Mito 6: Los preparadores de impuestos sólo llenan los formularios que usted mismo puede hacer.

Realidad: Los preparadores remunerados conocen las intrincadas (y en constante cambio) leyes de impuestos, regulaciones y códigos, incluyendo la forma en que se pueden aplicar para su beneficio; es decir, para ahorrarle dinero.

EC

 

Información cortesía de News USA

 

Más artículos de interes