Una medida reciente quiere cerrar tiendas de licores en algunas áreas y abrir en su lugar tiendas de abarrotes

El promedio de licorerías en el estado de California es de una por cada 2,500 habitantes, pero en la ciudad de Fresno es de una por cada 1,000, lo cual prendió las alarmas en el Ayuntamiento de la ciudad; por ese motivo se acaba de adoptar una nueva política para reducir el número de tiendas de licores donde haya un exceso, y en su lugar abrir más tiendas de abarrotes.

La iniciativa se sometió a votación en el Ayuntamiento y obtuvo una aprobación de 6 votos a favor y 1 en contra. “El problema de un número elevado de tiendas de licores ya se venía escuchando desde hace más de cinco años, y las familias quieren que le demos prioridad a las inversiones que mejoren la calidad de vida de los habitantes”, dijo la miembro del consejo, Esmeralda Soria, en una nota de fresnobee.com. 

El impacto de las tiendas de licores en los vecindarios

Los miembros del consejo que votaron a favor de la iniciativa mencionaron que la saturación de venta de alcohol en los vecindarios de bajos recursos conduce a violencia y pandillerismo. La idea, dijeron, es que haya más tiendas que ofrezcan frutas y verduras, y que haya menos que vendan alcohol y comida chatarra.

Una de las comunidades más afectadas por esta situación es donde hay familias hispanas. No es nada alentador para los padres de familia ver demasiadas tiendas de licores operando en una misma área, por eso la medida del Ayuntamiento ha sido bien recibida para evitar problemas futuros debido al incremento de los locales que venden bebidas alcohólicas.  

La ciudad no aprobará ninguna nueva licencia que exceda la proporción de una licorería por cada 2,500 residentes, según la nueva ley. También habrá otras restricciones y nuevas normas para los negocios de venta de alcohol ya establecidos. EC