Más de un centenar de personas se manifestaron en contra del proceso para elegir al próximo administrador de la ciudad

Lo que parecía que iba a ser una celebración se convirtió en un griterío en contra del proceso de elección del nuevo administrador de la ciudad. Una docena de voces se alzaron en contra del proceso de elección, de las 150 personas que se reunieron enfrente del Oxnard City Council.

El motivo que enfurece a una gran parte de estos residentes es la corrupción, y es que la ciudad no ha tenido un administrador permanente desde Ed Sotelo, quien fue prácticamente expulsado del puesto entre investigaciones por corrupción. “Necesitamos recuperar la honestidad e integridad en los líderes de la ciudad y para ello, lo mejor es empezar de cero”, expresó uno de los manifestantes.

Pero este no es la única razón de la protesta. Otros manifestantes hablaban de que la prisa con la que se están haciendo las cosas está perjudicando a la ciudad. En otras palabras, no se da suficiente plazo para encontrar al administrador adecuado para Oxnard.

Por último, y para que no falte una dosis de polémica y controversia, hay un buen puñado de manifestantes que describe el proceso como racista. Estas acusaciones vienen después de que el administrador interino, Karen Burnham –un afroamericano- no le fuese concedida una entrevista para la posición, quedando fuera de la elección.

Pero pese a todo este lío, la ciudad planea seguir adelante con los dos finalistas: Greg Nyhoff, actual City Manager de Modesto, y Chandra Wallar, antigua jefa ejecutiva del condado de Santa Barbara. El elegido, pese a que nunca llueve a gusto de todos, será elegido en los próximos meses. EC

Compartir

Más artículos de interes