Cada vez es más grande el número de habitantes en el Condado de Los Angeles que deciden hacer sus maletas y mudarse a Inland Empire, siendo San Bernardino y Riverside las ciudades de destino preferidas

Los Angeles probablemente siga siendo un lugar cálido y seguro, tal como rezaban en los años 60 “The Mammas & The Pappas”. Sin embargo, algo está cambiando en el condado que está llevando a decenas de miles de personas a emigrar hacia Inland Empire.

Cuando hablamos de “algo” no se trata de una variable desconocida, sino que está claramente identificada. Algo tan simple como el espacio, como un lugar donde habitar y crecer con la familia. Exacto, lo que busca este inmenso grupo de emigrantes es una vivienda digna. Vivienda que se puede encontrar en Inland Empire por alrededor de $150.000 más barata que en Los Angeles, contando con utilidades y tamaños parecidos. Otras razones podrían ser imaginables, trabajo, calidad de vida… pero no.

Hablamos de que casi 42,000 personas emigraron desde Los Angeles a San Bernardino en los últimos cinco años o las más de 27,000 que lo hicieron a Riverside, lo que supone la mayor corriente migratoria condado a condado en todo el país.

Sin embargo, no es algo nuevo, puesto que antes de Inland Empire sucedió con Orange County, San Fernando Valley o San Gabriel.

Las malas noticias, tanto para familias como para la región, vienen desde la perspectiva del empleo, y es que es más del 20 por ciento de la población de Inland Empire que tiene que pelear contra el tráfico cada mañana, puesto que sus empleos aún se encuentran en Orange County o Los Angeles.

Sin embargo, la población en Los Angeles sigue creciendo, lo cual tiene una explicación: decenas de miles de inmigrantes han aterrizado en el condado procedentes de Asia y Sudamérica, entre ellos 17,000 con título universitario. EC

Compartir

Más artículos de interes