Las cifras son reveladoras: sólo un 34 por ciento de los latinos tiene acceso a internet en California frente al 55 por ciento de la población general que sí tiene el servicio en su casa. “Sólo en Los Angeles, una ciudad marcada por los medios, el entretenimiento y la innovación, el 52 por ciento no tiene conexión a la red por incapacidades, barreras de idiomas, pobreza o por el simple miedo a entender la tecnología”, dijo Sunne Wright McPeak, presidenta del Fondo Tecnológico Emergente de California (CETF, por sus siglas en inglés). 
 
Con la presentación en el Centro Tecnológico Juvenil de Boyle Heights, un área al este de Los Angeles de mayoría hispana y familias de bajos recursos, la campaña confía en acercar internet a gente que por falta de preparación o bajos recursos no lo conoce. El programa hace hincapié en las ventajas que puede suponer buscar trabajo a través de la computadora, consultar tus cuentas bancarias o simplemente mandar un correo electrónico para tener una mejor comunicación.
 
“Hay gente que piensa que conectarse a internet cuesta 60 ó 80 dólares al mes, pero no es cierto”, explica Raquel Cinat, vicepresidenta asociada de CETF. “Lo cierto es que esos 15 ó 20 dólares al mes que se paga por el servicio son una inversión increíble para tu familia”.
 
La campaña acercará esta iniciativa a la gente a través de ferias gratuitas en diferentes áreas donde se ofrecerán cursos sobre cómo navegar por la red de forma muy básica hasta incentivos de compañías de computadores y servicios de banda ancha. Además se realizarán comerciales en radio y televisión tanto en español como en inglés.
 
Las localidades de las ferias de conexión comunitaria incluyen Boyle Heights, Sureste de Los Angeles, Valle de San Gabriel, Sur de Los Angeles, Long Beach, Pico Union (centro de la ciudad) y el Valle de San Fernando. La primera feria se llevará a cabo el sábado 13 de junio en Centro Tecnológico Juvenil de Boyle Heights de 10 de la mañana a dos de la tarde.

Compartir

Más artículos de interes