Tener dientes alineados con la ayuda de los frenos dentales mejora más que su apariencia personal, también previenen y reducen condiciones que afectan su salud bucal 

El Dr. Steven Moravec, propietario de Moravec Orthodontics, menciona los beneficios para la salud al tener los dientes rectos gracias a un tratamiento con frenos dentales:

1. Previenen la caries dental. «Los dientes rectos son más fáciles de limpiar», dice Moravec. «Esto significa que puede mantener el sarro alejado y prevenir las caries más fácilmente que si tuviera que lidiar con dientes superpuestos o espacios amplios».

2. Previenen la enfermedad de las encías. «La conexión entre la enfermedad de las encías y las condiciones de salud crónicas parece ser una inflamación, la respuesta natural del cuerpo a una infección o lesión», dice Moravec. «La inflamación es causada por la acumulación de sarro y las bacterias, y debido a que puede controlar mejor el sarro al tener dientes rectos que son más fáciles de limpiar, está en una mejor posición para prevenir la enfermedad de las encías».

3. Reducen los casos de dientes astillados o rotos. “Los dientes irregulares hacen que se ejerza más presión sobre los dientes de compañía de lo que debían soportar. En consecuencia, puede exponerse a tener un diente roto”, dice Moravec. “Al enderezar y realinear esos dientes no solo se verá mejor, sino que también salvará dientes que de otra manera podrían perderse debido a enfermedades, fracturas o desgaste».

4. Ayudan con la apnea del sueño. Si bien la apnea del sueño a menudo se asocia con adultos con sobrepeso, los ortodoncistas y los profesionales dentales están descubriendo que la afección también afecta a los niños. «Si la mordedura se corrige de niño, puede reducir la respiración por la boca, los ronquidos y, en algunos casos, la apnea del sueño en sí», dice Moravec. 

5. Reducen el riesgo de trastornos de la mandíbula. «Los dientes desalineados pueden dar como resultado una mordida sesgada que hace que la mandíbula se sobrecompense», dice Moravec. “Esto ejerce una fuerte presión sobre la articulación temporomandibular (TMJ), lo que resulta en dolores de cabeza por tensión y dolor en la mandíbula. Las habilidades de masticar, morder y hablar son optimizadas cuando tiene los dientes rectos «. EC

Con información de News and Experts

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes