Cuatro preguntas que las personas deben hacerse antes de decidir optar por una cirugía

Uno de los problemas oculares que puede afectar a las personas mayores de 40 años son las cataratas, una opacidad en el cristalino del ojo que produce visión borrosa pero que puede remediarse.

El diagnóstico de cataratas no siempre implica que se deba hacerse una cirugía de inmediato. En la primera fase, puede ocurrir que las cataratas no cambien la visión de manera significativa, y los pequeños cambios se pueden mejorar con lentes graduados. Pero como las cataratas continúan progresando con el paso del tiempo, pueden causar pérdida de la vista que puede interferir con la vida diaria.

La Academia Americana de Oftalmología ha desarrollado una lista de cuatro preguntas que las personas deberían considerar para ayudarlas a determinar si están listas para la cirugía:

1. ¿Influyen en sus actividades diarias o laborales? 
Los síntomas de cataratas incluyen visión borrosa, nublada o amarillenta, e incluso pueden incluir visión doble en un solo ojo. La falta de contraste y claridad pueden ser una dificultad para quienes necesitan una visión clara para trabajar, conducir o para quienes disfrutan de hobbies como leer, cocinar o coser.

2. ¿Afectan su capacidad de conducir de noche de manera segura?
 Las cataratas pueden crear aureolas alrededor de las luces y dificultad para ver en entornos de baja luz, lo que afecta la capacidad de conducir de noche de manera segura. Las cataratas en fase avanzada incluso pueden causar una pérdida de la visión suficiente como para reprobar el examen de visión que requiere la licencia de conductor.

3. ¿Interfieren con sus actividades al aire libre? Las cataratas pueden aumentar la sensibilidad a los brillos, lo que puede ser molesto en especial para quienes disfrutan del esquí, del surf y de una cantidad de actividades al aire libre. También puede producir diferencias visuales entre uno y otro ojo.

4. ¿Puede tratar sus cataratas de otra manera? 
Quienes deciden postergar la operación pueden aprovechar al máximo su visión con unas pocas herramientas simples, por ejemplo, agregar iluminación más brillante y colores contrastantes en el hogar. Las gafas polarizadas y un sombrero de ala ancha pueden reducir el brillo, y las lupas pueden facilitar la lectura.

Quienes estén considerando la cirugía deben conversar con un oftalmólogo sobre el modo en que las cataratas están afectando su vida diaria. EC

Para más información visite www.geteyesmart.org

Con información de PR Newswire

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes