Recientemente, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en ingles) había declarado que el uso de las camas de bronceado artificial y las lámparas que usan el mismo método, podrían ser carcinógenas para el ser humano. Poco después, la misma agencia dio como un hecho que, definitivamente, la exposición a los rayos ultravioleta de estos aparatos causa cáncer en la piel, y situó el uso de estos aparatos en el mismo grupo de riesgo que el tabaquismo y la exposición al asbesto.

California podría prohibir el uso a menores de 18 años
Las autoridades de salud en algunos países de Europa ya están tomando medidas para prevenir y concientizar a las personas acerca del uso de las “camas solares”. En Inglaterra, por ejemplo, se está proponiendo que se prohíba a las personas menores de 18 años de edad usar estas máquinas de bronceado, prohibición que ya ha sido aprobada en Escocia.

Simon Davis, Jefe Ejecutivo del Teenage Cancer Trust de Londres, dijo a la BBC: “Estamos muy preocupados de que los jóvenes estén usando este método de bronceado cada vez más. Por eso tenemos que hacer todo lo posible para evitar que lo sigan haciendo”.

En California, la asamblea estatal ya aprobó una medida para prohibir el uso de estos aparatos a menores de 18 años; ahora solo falta que esta medida se convierta en ley. Mientras tanto, la Academia Americana de Dermatología aconseja no usar las “camas solares” porque pueden ser más peligrosas que el bronceado natural, debido a que emiten concentraciones más altas de rayos ultravioleta.

Consejos para un bronceado más seguro
Si de todas maneras piensa exponerse al bronceado artificial, ponga atención a los siguientes consejos:
• No abuse en el número de sesiones. Una vez por semana no es tan peligroso, aunque si puede aplazar por más tiempo las visitas, mejor.
• Aunque reciba una sesión en una “cama solar”, de todas formas aplíquese una crema bronceadora con protector de rayos UV.
• El tiempo de bronceado no debe ser mayor a 15 minutos por sesión, pero ¡ojo!, las personas que se van a broncear por primera vez y las que tienen piel delicada, muy blanca o con bajos niveles de melanina, deben reducir el tiempo a solo 5 minutos por sesión.
• Cada vez que se someta al tratamiento, no olvide proteger sus ojos con el uso de lentes especiales.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes