Tome agua. Muchas veces no tomamos el agua que debemos. Necesitamos este vital líquido para mantener el cuerpo funcionando y deshacernos de las toxinas. Se recomienda tomar ocho vasos de agua al día.

Coma frutas y verduras. Son excelentes fuentes de vitaminas, minerales y otras sustancias naturales, y su con-sumo variado tanto en tipo como en color, ayuda a lograr un equilibrio de nutrientes en el organismo.

Consuma calcio. Los lácteos como la leche baja o sin grasa, el queso y el yogur ayudan a crear y mantener hue-sos y dientes fuertes.

También fibra. Cuando le sea posible, elija pan de “grano entero” o “100% trigo entero, granos, cereales, frijoles, frutas y verduras. Por otro lado, se sabe que la fibra le ayuda a evitar el estreñimiento.

¡Diga no a los refrescos! Eliminar las sodas por completo le puede ahorrar el consumo de muchas calorías. Por ejemplo, una lata de Coca Cola contiene 139 calorías, eso si contar el azúcar y otros preservativos artificiales que se le añaden.

Cuide el tamaño de las porciones. No es tanto lo que se come sino la cantidad que come. Trate de evitar restau-rantes que sirven porciones grandes y los de tipo buffet, ya que son la tentación perfecta para comer más de lo que el cuerpo necesita.

Coma despacio. Al cerebro le toma 20 minutos reconocer qué tanto tiene en su estómago. Mientras más despacio mastique la comida, es menos probable que coma de más.

Ingiera bocadillos pequeños. Mucha gente descubre que el comer un par de bocadillos pequeños durante el día les ayuda a tomar decisiones saludables a la hora de la comida. Una fruta o una barra pequeña de granola son buenas opciones.

Haga una lista de sus compras. Cree una lista de compras y sígala. Esto le ayudará a evitar comprar cosas que no pensaba adquirir.

Reduzca el alcohol. Las bebidas alcohólicas tienen demasiadas calorías y no tienen ningún valor nutritivo.

Coma a horas regulares. El saltarse las comidas puede dar como resultado tener hambre fuera de control, lo cual en ocasiones resulta en que se come de más. El desayuno es especialmente importante.

No lleve a casa tentaciones. Si usted quiere comerse un helado, no compre cubetas para guardarlas en el refrigerador, mejor salga a la calle y compre una porción individual.

Entre comidas. Una manzana o una naranja son buenas opciones para consumir entre comidas. Las palomitas bajas en grasa son también bajas en calorías y pueden ser más satisfactorias que otro tipo de bocadillos.

Información cortesía del libro “Cocinando de Corazón” de Health Net of California, Inc.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes