La mayoría de los accidentes relacionados a los fuegos artificiales ocurren en la semana del 4 de Julio. ¿Qué hacer para que esto no se repita?

La noche del 4 de Julio se ilumina con el estallido de los fuegos artificiales. Es una noche de celebración, pero también de preocupación para las autoridades de salud por el alto riesgo de que las personas, sobre todo los niños, sufran quemaduras serias que los obligue a buscar atención médica inmediata.

En el 2018 hubo un estimado de 9,100 lesiones vinculadas con fuegos artificiales que fueron tratadas en emergencias, y el 62% de ellas ocurrió en el mes en torno al 4 de Julio (del 22 de junio al 22 de julio). Durante este período, los petardos fueron la principal causa de lesiones, al constituir el 19 por ciento de las lesiones estimadas. Entre los niños menores de cinco años, las etrellitas o luces de bengala causaron más de la mitad del total estimado de lesiones.

“Queremos estar seguros de que todos tomen sencillas medidas para disfrutar de una celebración segura con sus familiares y amigos», dijo Ann Marie Buerkle, presidenta en funciones de la La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EEUU (CPSC).

Consejos de seguridad al usar los fuegos artificiales

• Asegúrese de que los fuegos artificiales son legales en su ciudad antes de comprarlos o usarlos.

• Nunca use o haga fuegos artificiales de categoría profesional.

• No compre o use fuegos artificiales que estén empaquetados en papel de estraza (marrón) porque muchas veces eso indica que los fuegos artificiales se hicieron para exhibiciones profesionales y no para que los consumidores los usen.

• Nunca permita que niños pequeños jueguen o enciendan fuegos artificiales, incluyendo estrellitas, luces de bengala. Dichas arden a una temperatura de unos 2,000 grados Fahrenheit, lo suficiente para derretir ciertos metales.

• Nunca ponga una parte de su cuerpo directamente sobre un dispositivo pirotécnico al encender la mecha. Retroceda a una distancia segura inmediatamente después de encender los fuegos artificiales.

• Nunca apunte o lance fuegos artificiales a otra persona o a un área donde haya gente.

• Encienda los fuegos artificiales uno por uno y luego retroceda rápidamente.

• Mantenga un cubo de agua o una manguera de jardinería a mano en caso de incendio u otro percance.

• Nunca trate de encender nuevamente o manipular fuegos artificiales que no funcionaron bien. Empápelos con agua y deséchelos.

• Después que los fuegos artificiales ardan por completo, rocíe el dispositivo usado con mucha agua de un balde o una manguera antes de desechar el dispositivo para evitar que se incendie la basura.

Para más información y consejos de seguridad, visite el Centro de información sobre fuegos artificiales. EC

Contenido cortesía de PR Newswire

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes