Si le preocupa el tiempo que pasa su hijo frente a una pantalla y desea evitar la miopía y otros problemas oculares, aquí hay algunas acciones que puede tomar

La miopía, una condición en la que alguien tiene dificultades para ver objetos a distancia, ha estado creciendo a un ritmo rápido en los niños durante años, duplicándose desde la década de 1990. Se estima que para el año 2050 el 50% de la población mundial será miope. La miopía aumenta drásticamente el riesgo de un niño de sufrir enfermedades oculares graves en la edad adulta, algunas de las cuales incluso pueden conducir a la ceguera. Actualmente, uno de cada tres niños es miope.

Desde que comenzó la pandemia del Covid-19, la gran dependencia de las pantallas para el entretenimiento, la comunicación, el trabajo y el aprendizaje remoto ha ejercido presión sobre los ojos de todos. Según un estudio reciente de la Global Myopia Awareness Coalition (GMAC), el 61% de los padres dijo que el uso de videojuegos por parte de sus hijos ha aumentado, y el 44% dijo que sus hijos pasan cuatro horas o más en dispositivos electrónicos cada día, incluidos televisores o dispositivos de mano, completando el trabajo escolar en una computadora o jugando videojuegos. Este aumento del tiempo de pantalla significa un mayor riesgo de desarrollar afecciones como la miopía.

Acciones que puede tomar los padres

Visite al oculista. Un oftalmólogo puede ayudar a determinar si su hijo tiene problemas de visión o signos tempranos de enfermedad ocular. Muchos optometristas organizarán visitas en persona y/o virtuales, según las circunstancias. Póngase en contacto con ellos con anticipación para conocer sus protocolos de seguridad para visitas en persona. Si su hijo tiene miopía, pregúntele a su oftalmólogo acerca de nuevas opciones de tratamiento más allá de los anteojos o lentes de contacto tradicionales.

Limite el tiempo de pantalla. Trate de limitar el tiempo de pantalla según sea apropiado para la edad de su hijo. Pídale a su optometrista recomendaciones para el tiempo de pantalla de su hijo con el fin de evitar la miopía. Ayuda a mantener los dispositivos electrónicos fuera de las habitaciones de los niños.

Tomar descansos. Programe descansos regulares lejos de los dispositivos. Anime a su hijo a participar en diferentes tipos de actividades durante sus descansos, incluida la actividad física. ¿Lo positivo? Los descansos frecuentes en realidad mejoran el enfoque y la productividad cuando vuelve a trabajar o estudiar.

Salgan afuera. Tómese un descanso y salga al aire libre. Pasar más tiempo al aire libre puede ser más saludable para los ojos de todos, así como para todos sus cuerpos. ¿Necesita mantener entretenidos a los niños? Cree carreras de obstáculos, establezca carreras de relevos o búsquedas del tesoro para mantener a los niños afuera por más tiempo. Procure que los niños pasen dos horas al día al aire libre.

Sea creativo. Una nueva campaña de redes sociales ha reclutado personas influyentes en los juegos y la crianza de los hijos para ayudar a evitar la miopía y encontrar el equilibrio entre el tiempo en pantalla y fuera de ella. Bajo el hashtag #GameOverMyopia, los participantes y los padres han compartido mensajes sobre la miopía en las redes sociales. Muchos de ellos compartieron formas creativas de dar vida a los videojuegos favoritos de sus hijos, recreando aspectos de ellos en sus hogares, patios o jardines. EC

Con información de Brandpoint

Anuncios de interés en Los Ángeles