“Los hombres mayores de 50 años que fuman, y que además tienen presión y colesterol altos, pueden esperar vivir hasta unos 74 años; mientras que aquellos que gozan de buena salud y no fuman podrían llegar a vivir hasta los 83”, dijo Robert Clarke, médico de la Universidad de Oxford.
 
En el estudio se identificó que las muertes por problemas del corazón se redujeron en el Reino Unido a partir de 1970, lo que aumentó el tiempo de vida de esta población. Esto se debe a su vez a la reducción del consumo de cigarrillo, cambio de dieta, y mejores tratamientos para combatir los problemas del corazón y el colesterol.
 
“Fue después de este estudio — que nos tomó mucho tiempo — cuando pudimos llegar a este tipo de conclusiones”, dijo el investigador, quien recalcó que pequeños cambios podrían hacer una gran diferencia en la expectativa de vida de una persona.
 
“Los resultados de este estudio le dan a las personas una mejor perspectiva si se tienen en cuenta los factores de riesgo”, dijo Clarke. “Si ellos paran de fumar, o si toman medidas para sobrellevar o disminuir la presión alta o el peso, esto se traduce en un aumento en los años de vida”.
 
El investigador aseguró que este estudio también ayudará a los legisladores a proponer nuevas leyes que impidan fumar en lugares públicos, así como a aumentar los esfuerzos para reducir la comida saturada en grasas y sales, cuya combinación aumenta el riesgo de problemas cardiacos.

Información proporcionada por ConCiencia News

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes