Una propuesta de ley permitirá que los restaurantes mantengan la modalidad de tener sillas y mesas afuera de sus locales 

Las pérdidas por la pandemia en el caso de los restaurantes fueron devastadoras. De acuerdo a un reporte, durante los primeros tres meses la industria perdió alrededor de $120 mil millones en ventas. Otro tanto ocurrió con los empleos que se perdieron: 2.5 millones según la Asociación Nacional de Restaurantes.

Para mantenerse a flote, muchos restaurantes tuvieron que atender a su clientela en la calle, las aceras y los patios adyacentes; para ello sacaron mesas y sillas e instalaron toldos e iluminación. No les quedó de otra para tratar de recuperar algo de lo perdido. A solo días de que se les terminara ese permiso, una nueva legislación (AB) 61 fue aprobada por el Comité del Senado de California y entrará en vigor de forma inmediata tras la firma del gobernador Gavin Newsom. 

Bajo la autoría del asambleísta Jesse Gabriel (D-Woodland Hills) y 21 co-autores de ambos partidos, la medida brindará mayor flexibilidad a los restaurantes en todo el estado. Proporcionaría la flexibilidad regulatoria muy necesaria para los restaurantes, incluida la exención temporal de los requisitos para áreas de servicio y cocina completamente cerradas, y brindando flexibilidad y discreción para permitir cambios en las licencias de ventas de alcohol existentes.

Se busca que la modalidad de poder comer afuera de los restaurantes sea permanente 

«Los restaurantes locales son la columna vertebral de las comunidades a través de California, pero demasiados siguen pendiendo de un hilo», dijo el asambleísta Gabriel. «El servicio al aire libre ofrece una vía que puede ayudar a mantener estos establecimientos a flote, pero debemos hacer más para ayudarlos durante estos tiempos difíciles».

«Los cambios que hicimos para apoyar el servicio exterior en los restaurantes durante la pandemia salvaron innumerables trabajos y negocios, y los angelinos han dejado claro que quieren que estas mejoras permanezcan por mucho tiempo», dijo el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti. «Estoy orgulloso de apoyar la legislación de Gabriel, la cual nos permitirá hacer que comer al aire libre sea una característica permanente en Los Ángeles y en todo el estado».

Incluso con la reapertura total en California, muchas personas siguen prefiriendo comer o cenar al aire libre, por eso esta medida es vital para que los restaurantes sigan con esa modalidad en su camino a la recuperación económica.