(Rinde 12 porciones)

Esta ensalada es perfecta para los días de campo, pues no tiene mayonesa ni productos lácteos, y es tan liviana y refrescante como sabrosa

Ingredientes
• Arroz básico blanco
• 2 zanahorias medianas, peladas y cortadas en cuadritos
• 5 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
• 1 cucharada de vinagre de vino tinto
• ½ cucharadita de orégano seco
• pimienta fresca molida
• 1 mazorca de maíz, desgranada
• 1 taza de chícharos (arvejas), frescos o congelados
• 2 tallos de apio, cortados en cuadritos
• 1 pimiento rojo sin corazón ni semillas, cortados en cuadritos
• 1 cebolla morada pequeña, cortada en rebanadas
• Cáscara de limón amarillo, finamente rallada
• Sal marina

Modo de preparación

Prepara el arroz y deje enfriar a temperatura ambiente. Coloque las zanahorias en una olla mediana con agua fría, sal al gusto y hierva a fuego alto. Cocine hasta que estén ligeramente tiernas, por 2 minutos aproximadamente. Retire las zanahorias. Deje escurrir bien y vierta en un plato grande. Agregue 2 cucharadas de aceite de oliva, el vinagre de vino tinto, el orégano y la sal y pimienta al gusto. Revuelva bien y deje enfriar a un lado. Cueza el maíz y los chícharos por separado en agua hirviendo hasta que estén tiernos: 3 minutos aproximadamente para el maíz, y 4 para los chícharos. Agregue a las zanahorias. Añada el apio, el pi-miento, y la cebolla al plato con arroz frío, las zanahorias, el maíz y los chícharos. Agregue la cáscara de limón y el aceite de oliva restante, y mezcle bien. Sirva tibio, o deje reposar a temperatura ambiente por 2 horas, y listo.

Receta cortesía del libro de Daisy Martínez “Daisy: Mañana, Mediodía y Noche”

Dirija sus comentarios a [email protected].

Compartir

Más artículos de interes