Una versión diferente, pero igual de sabrosa, de los tradicionales chiles rellenos mexicanos. Prepare esta receta sencilla en su preparación y en los ingredientes que lleva

Rinde 6 porciones

Ingredientes

6 chiles poblanos, lavados y secos

½ cucharadita de aceite de oliva

½ taza de cebolla picada

1 diente de ajo picado

2 tazas de calabaza moscada cortada en cubitos pequeños

½ taza de caldo de verduras

1 aguacate Hass fresco y maduro, sin semillas ni cáscara y cortado en cubos

1 taza de queso (panela, asadero, chihuahua o Monterrey Jack), cortado en tiras gruesas

1 limón (jugo)

3 tazas de salsa fresca hecha en casa o comprada en la tienda

Modo de preparación

Precaliente el horno a 400 grados F. Pele y corte la calabaza en cubitos. Pique la cebolla, el ajo y el aguacate. Aparte. Ase los chiles en el horno durante 5-10 minutos. Voltearlos ocasionalmente. Retírelos del horno y déjelos reposar en un recipiente tapado con un plato o plástico.

Quita la piel quemada de los chiles. Abra los chiles a lo largo de un lado y quite las semillas cuidadosamente. Colóquelos en una tabla para picar y déjalos secar.

Calienta aceite en una sartén a fuego medio-alto. Saltee la cebolla, el ajo y la calabaza durante 3 minutos. Agregue el caldo, reduzca el fuego a medio y cubra la sartén durante unos 5 minutos, hasta que la calabaza esté cocida.

Caliente la salsa en una olla y resérvala. Rocíe una bandeja para hornear con aceite en aerosol. Agregue la mezcla de calabaza con aguacate y queso, y rellene cada chile con ¼ o ½ taza de la mezcla. Coloque los chiles rellenos en la bandeja, rocíelos con el jugo de limón, cubra con papel aluminio y hornee durante 15-20 minutos. Antes de servir, vierta ½ taza de salsa encima de los chiles rellenos. EC

Receta cortesía de Saborea Uno Hoy

SHARE

Más artículos de interes