“Lo más importante que las personas deben saber y tener en cuenta es, que no necesariamente tiene que hacer un calor brutal en el exterior para que dentro de un auto se sienta un calor sofocante. Extreme precauciones si por alguna razón usted no ha dormido lo suficiente, si ha sufrido cambios en su rutina diaria, o si su niño va sentado en el asiento trasero del vehículo y no lo puede ver fácilmente a través del espejo retrovisor”.

Las ventanas de un auto crean un efecto similar a un invernadero, atrapando en el interior la luz del sol y el calor. Y si no hay algún tipo de ventilación… ¡imagínese!

Un auto estacionado bajos los rayos directos del sol alcanza en el interior una temperatura de hasta 131 grados Fahrenheit, mientras que a la intemperie el termómetro puede indicar unos agradables 80 grados. También, es muy importante notar que las altas temperaturas dentro de un auto no se alcanzan gradualmente, sino de una forma totalmente súbita e inesperada.

En un clima caluroso, un vehículo puede alcanzar temperaturas peligrosas en aproximadamente 10 minutos. En este lapso de tiempo, la temperatura corporal de un niño puede llegar a los 106 grados, poniendo en peligro su vida. Condiciones extremas como éstas pueden ocasionar, entre otras cosas: daños al cerebro y a otros órganos vitales, insolación, deshidratación y convulsiones. Los síntomas de la insolación incluyen: pulso acelerado, extremo dolor de cabeza, mareos, náusea, confusión y desorientación.

Consejos útiles de prevención
• Nunca deje solo a un niño en el auto.
• No permita que sus hijos pequeños jueguen en un vehículo que no está en uso.
• Hágase el hábito de revisar siempre el interior del auto antes de bajarse.
• Si un niño pequeño a un bebé viaja en el asiento trasero con la vista hacia atrás, ponga junto a usted algo que le haga recordar la presencia del infante, por ejemplo, un muñeco de peluche.
• Asegúrese de cerrar las puertas con seguro y mantener las llaves fuera del alcance de los niños.
• Si ve que un niño está solo dentro de un auto y hace mucho calor, llame de inmediato a la policía. Si nota en el niño signos de agotamiento o angustia, no espere, intente sacarlo del vehículo lo más pronto posible, trate de refrescar al pequeño y llame al 911 o a un número local de emergencias.

Visite www.emergencycareforyou.org y obtenga más información.

Contenido cortesía del American College of Emergency Physicians

Compartir

Más artículos de interes