Dejar al niño dentro del auto para hacer algo “rápido” es un error muy grave, ya que unos pocos minutos en un día sofocante puede conducir a una tragedia que tal vez no se pueda remediar. Es importante saber que el calor es más peligroso para los niños que para los adultos. La temperatura corporal del pequeño puede aumentar de tres a cinco veces más rápidamente que la de un adulto. Este efecto, conocido como hipertermia, puede provocar daños irreversibles o incluso la muerte del menor. Aun cuando la temperatura exterior sea relativamente baja (70 0F), en el interior de un auto puede ser mayor y convertirse en un peligro para un niño en cuestión de minutos.

Manténgase alerta con estos consejos 

1. Hay que recordar que el auto no es un centro de entretenimiento, por muchos accesorios que tenga. Nunca debe dejar solo a un niño, cualquiera que sea su edad, dentro del vehículo o sus alrededores.
2. Enseñe a los niños a no jugar dentro o cerca de los vehículos.
3. Nunca deje sin supervisión a un niño dentro de un auto, ni siquiera por un minuto, aunque tenga las ventanas ligeramente abiertas.
4. Cierre con llave puertas y cajuela, sobre todo cuando el auto esté estacionado en casa.
5. Mantenga fuera del alcance de los niños las llaves y control remoto (si es que tiene) para abrir el auto a distancia.
6. Asegúrese de que todos los niños abandonen el auto cuando lleguen a su destino. No se olvide de bebés que estén durmiendo.
7. Preste especial atención a bebés y niños pequeños cuando los lleva a la guardería, si este recorrido no forma parte de su rutina habitual.
8. Ponga su bolso, maletín o bolsa del almuerzo en el piso del asiento donde está el pequeño. Esta medida puede ayudar a evitar el olvido de un niño.

Lo importante es recordar que en un típico día soleado de verano, la temperatura dentro del auto puede alcanzar, en cuestión de minutos, niveles de calor fatales para un pequeño. Incluso en días relativamente frescos, la temperatura del interior del auto pueden aumentar al punto de poner en peligro la vida de un niño. EC

SHARE

Más artículos de interes