La obesidad infantil y el sobrepeso ponen en riesgo el futuro saludable de una tercera parte de la niñez en los Estados Unidos. Es por eso que la Primera Dama, Michelle Obama, lanzó recientemente un nuevo programa llamado “A Moverse” (Let’s Move), con el cual se busca disminuir la obesidad entre los niños y jóvenes de todo el país. A través de esta iniciativa se buscará que las escuelas provean a los niños alimentos saludables en los almuerzos que sirven.También se pretende concientizar y educar a los padres sobre la importancia de que los niños consuman una dieta balanceada.

“Necesitamos darles a los padres los instrumentos necesarios para que sepan lo que le están dando a los niños de comer. Debemos trabajar con las escuelas, puesto que 31 millones de niños reciben la mitad de sus calorías diarias en el colegio. Tenemos que mejorar la calidad de los almuerzos escolares”, dijo Obama en el programa de televisión Al Punto. Por otro lado, la Sociedad para un Estados Unidos Más Sano (Partnership for a Healthier America) acelerará los actuales programas para combatir la obesidad infantil y facilitará nuevos compromisos con el objetivo de lograr la meta nacional de combatir esta condición.

“También es importante aumentar la actividad física y eso es difícil para niños que viven en vecindarios y ambientes urbanos. Actualmente, muchos de ellos pasan demasiado tiempo jugando videojuegos”, manifestó Obama.

Consecuencias poco alentadoras
Según estadísticas, un tercio de todos los niños nacidos en el 2000 ó después tendrá diabetes en algún momento en su vida. Muchos otros enfrentarán problemas de salud relacionados con la obesidad crónica, como: enfermedades coronarias, presión arterial alta, cáncer y asma. Es por eso que hay planes para hacer cambios respecto a la alimentación de los menores. Según la Casa Blanca, un estudio reciente calculó que el costo del cuidado de salud de enfermedades relacionadas con la obesidad es de $147,000 millones al año. 

Próximamente se realizará un análisis de todos los programas y medidas políticas relacionados con la nutrición infantil y la actividad física, y se formulará un plan nacional de acción que maximice los recursos federales y fije puntos de control concretos hacia el objetivo principal delineado por la Primera Dama. Mientras se realice este análisis, ya se están tomando medidas en la Administración y en el sector privado y público para combatir la obesidad y alcanzar el objetivo nacional. Se espera que con este programa más niños hispanos puedan participar del programa de almuerzos escolares, y que a través de ellos consuman alimentos saludables.

Para saber sobre el programa, visite www.LetsMove.gov

Información cortesía de ConCiencia News

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes