Redacción EC | 16 de enero de 2012

 

Hay muchos casos que le pueden resultar familiares porque abundan en California: una inmigrante indocumentada de 14 años se entera de que está embarazada y tiene miedo de que la deporten. Otra jovencita de 16 años cree que tiene que dejar la escuela porque está esperando un hijo. Una joven madre de 17 años cree que el padre de su hijo debe pagar la manutención, pero no está segura de cómo o dónde comenzar con el proceso legal.

 

Pero a menudo las adolescentes no saben a dónde acudir para recibir información precisa y sin prejuicios. Como resultado, muchas de ellas no reciben la atención prenatal recomendada, abandonan sus estudios y, de una forma u otra, ponen en riesgo su porvenir y la salud de sus hijos.

 

Por esta razón, las organizaciones National Partnership for Women & Families, National Health Law Program (NHeLP) y Planned Parenthood of Pasadena and San Gabriel Valley, Inc. elaboraron una guía completa y gratuita en español, así como un sitio web (www.pregnantyouth.info/espanol) con mucha información.

 

En California, son elevados los índices de embarazos en adolescentes, en particular entre las latinas, quienes tienen el doble de probabilidades de convertirse en madres que las adolescentes caucásicas. De acuerdo con un estudio del Public Health Institute, en el 2008 casi 52,000 adolescentes (casi el cuatro por ciento de todas las adolescentes de 15 a 19 años de edad) dieron a luz en California, y muchas más quedaron embarazadas. Además, con frecuencia se infringen los derechos legales de las menores de edad que están embarazadas y los padres jóvenes.

 

“El folleto ‘La Guía para jóvenes embarazadas y jóvenes con hijos en California’, faculta a las adolescentes y a sus familias para que conozcan sus derechos y encuentren los recursos disponibles para apoyarlas”, comentó Sue Keppler, Vicepresidenta de Educación y Alcance Comunitario de Planned Parenthood of Pasadena and San Gabriel Valley, Inc.

 

La Guía y el sitio web también abarcan temas importantes como: cuidado de la salud, violencia doméstica, quedarse en la escuela, custodia, emancipación e inmigración.
También es una referencia invaluable para los trabajadores sociales, educadores y proveedores de cuidado de la salud que aconsejan y trabajan con las jóvenes”, comentó Susan Berke Fogel, Directora de Salud Reproductiva en NHeLP. EC

 

Para más información visite: www.pregnantyouth.info

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes