Conozca los puntos de vista y los consejos de una experta acerca de cómo prevenir y tratar el cáncer de seno

Cáncer de seno: riesgos, detección y tratamiento

Redacción EC

Después del cáncer de piel, el cáncer de seno es el que con mayor frecuencia se diagnostica entre las mujeres estadounidenses. Igual que cualquier tipo de cáncer, las pacientes deben estar conscientes de la importancia de la prevención y pronta detección para tener la mejor oportunidad de recibir el tratamiento adecuado.

“Los estudios han demostrado que los cambios en el estilo de vida disminuyen el riesgo de cáncer de seno”, comenta la Dra. Sandhya Pruthi, especialista de la Clínica de Mamas de Mayo Clinic, quien recomienda tomar las siguientes medidas para disminuir el riesgo:

* No fumar. Se acumulan las evidencias respecto a la vinculación entre el hábito de fumar y el riesgo de cáncer de mama, especialmente en las mujeres que aún no han llegado a la menopausia.

* Restringir el consumo de alcohol. Cuanto más alcohol beba alguien, mayor es el riesgo de desarrollar cáncer de seno. Si decide consumir alcohol, no exceda de una bebida diaria.

* Controlar el peso. Ser gordo u obeso aumenta el riesgo de cáncer de mama. Eso es particularmente cierto cuando la obesidad se presenta más tarde en la vida, sobre todo después de la menopausia.

* Mantenerse físicamente activo. La actividad física puede servir para mantener un peso sano que, a su vez, ayuda a prevenir el cáncer de seno.

* Amamantar. El amamantamiento puede desempeñar alguna función en la prevención del cáncer de mama. Cuanto más tiempo se amamanta, mayor es el efecto protector.

Como parte de los tratamientos, destaca el Estudio sobre Terapia Guiada por el Genoma para el Cáncer de Mama de Mayo, el cual ayuda a los médicos a personalizar la quimioterapia para las pacientes, en base a su genoma personal y a los genomas de los tumores. “Se están desarrollando nuevas terapias farmacológicas para las pacientes con el mayor riesgo de recurrencia”, señaló el Dr. Matthew Goetz, oncólogo de Mayo Clinic.

En cuanto a la cirugía, actualmente la mayoría de pacientes cuyo cáncer de seno se ha diseminado a los ganglios linfáticos y recibe tratamiento con quimioterapia preoperatoria, se somete a la extirpación de la mayoría de los ganglios linfáticos de la zona axilar después de la quimioterapia para ver si se encuentran restos de cáncer.

 

EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes