Sin embargo, antes de elegir dónde colocar la iluminación de una habitación debemos conocer el tipo de focos que se ajustan a nuestro bolsillo y al ambiente que queremos crear.

Incandescentes: su luz cálida y amarilla resalta los colores de la habitación. Su duración es muy limitada pues tan solo alcanzan de 1,000 a 1,200 horas de uso. Las ventajas de las lámparas incandescentes es su bajo costo inicial y una aceptable reproducción de los colores. La desventaja principal es su alto consumo de electricidad y su corta vida.

Halógenas: su luz es blanca, cálida, nítida, e intensa. La reproducción superior del color de los focos halógenos, la conversión más eficaz de la electricidad en luz –no en calor-, su tamaño compacto y una duración casi cinco veces superior que los incandescentes hace muy ventajosa su utilización. El inconveniente es su precio alto.

Fluorescentes: luz difusa y menos direccional que los anteriores. De sus ventajas destacamos el menor consumo de energía, más alta producción de luz por más tiempo y mayor duración que los focos normales.

CADA FOCO EN SU LUGAR

Garaje y Cocina: use los focos fluorescentes para esto lugares que necesitan una luz general que no consuma mucho. Si en estas estancias amplias va a realizar tareas que requieren mayor atención, va a necesitar un foco direccional para estos trabajos.

Cuarto de baño: focos potentes (halógenos) y una pantalla en los laterales del espejo, nunca arriba pues crean sombras.

Comedor: la lámpara central no debe situarse cerca de los comensales pues deslumbraría, ni muy cerca del techo, ya que si bien iluminan la mesa también enfocan al resto de la estancia.

Salón: lugar para el disfrute de la familia de una manera relajada. Evite focos directos y ubique varios puntos de luz ambiental con lámparas (incandescentes o halógenas) procurando siempre que no se reflejen en la televisión.

Habitación: en una alcoba infantil será preciso una luz general en el techo (incandescentes o halógenas) además de una lámpara (foco incandescente) en la mesita de noche para que cree un ambiente íntimo. En los dormitorios de los adultos se puede prescindir del foco general y situar dos lámparas o mas (dependiendo del tamaño), para crear rincones confortables.

Para este y otros temas de mejoras en el hogar visite www.hogarmidulcehogar.com

SHARE

Más artículos de interes