Una revisión a sus hábitos le ayudará a determinar algunos cambios para ayudar al medio ambiente, justo al inicio del Mes de la Tierra

El Mes de la Tierra, celebrado en abril, es un buen momento para echar un vistazo a sus hábitos diarios y considerar cómo puede darle un giro a su estilo de vida para el bien del planeta.

Para comenzar, eche un vistazo a estos cuatro cambios ecológicos que puede hacer desde casa:

1. Coma menos carne. En promedio, se necesitan 434 galones de agua de riego para producir 1,000 calorías de carne de res, según National Geographic. Para proteger las vías fluviales, considere simplemente comer menos carne. Existen excelentes recursos en línea para encontrar y seleccionar recetas vegetarianas y veganas. Además, comprométanse a hacer del “Lunes sin carne” (Meatless Monday) una tradición familiar.

2. Lave su carro pensando ecológicamente. La forma en que lave su carro importa. Cuando lava su auto en casa, el agua jabonosa y sucia va a parar directamente a los desagües pluviales. Reduzca este impacto lavando su auto con jabón ecológico y tomando medidas para evitar que el agua entre en el canal. Si lleva su carro a un lavado de autos comercial, seleccione una instalación que recicle el agua de lavado.

3. Compre natural. Haga un impacto tangible simplemente comprando y utilizando productos naturales de marcas comprometidas con el cuidado del planeta. Un ejemplo de una marca que está haciendo un buen mundo es Tom’s of Maine, el fabricante líder de productos naturales para el cuidado personal, que dona una parte de sus ganancias para apoyar a la naturaleza y las familias sanas. Para obtener más información, visite tomsofmaine.com/turnthetide.

4. Cree su propio abono natural. De acuerdo al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, el desperdicio de alimentos en este país se calcula de entre el 30 y el 40 por ciento del suministro total de alimentos. Una buena parte de esos residuos va directamente a los vertederos. Al instalar un contenedor especial para residuos verdes de comida, puede reducir su contribución a los vertederos y en cambio puede crear un excelente abono natural para su jardín. EC

Con información de StatePoint

Más artículos de interes