Otro de los recuerdos que perduran en su memoria son las condiciones de pobreza en las que se encontraba su escuela en Tierra Nueva, Guatemala. El salón de clase era un local que según recuerda José “en época de lluvia y viento las ventanas rotas no protegían del frío…. La maestra leía el único libro de texto disponible en la escuela, mientras los alumnos copiaban rápidamente sus palabras para tener una copia propia del libro”.

El joven llegó a California en 1985 sin saber una palabra de inglés y comenzó quinto grado en la escuela Park Avenue Elementary de Cudahy y los estudios intermedios en el centro Nimitz Jr. High de Maywood. Se graduó de secundaria en Bell High School en 1993.

La motivación para estudiar vino de un tío materno quien lo inspiró a estudiar una carrera, además del apoyo incondicional del resto de la familia.

Después de realizar sus estudios de secundaria José sufrió una gran decepción: pese a ser aceptado en Loyola Marymount University no le fue posible ingresar al estar su permiso de residencia (green card) en proceso. Sin embargo, este hecho no dejó que el desánimo lo embargase y en 1998 se graduó con un título menor (Associates in Arts) en Tecnología Automotriz en Cerritos College de Norwalk. Actualmente continúa sus estudios en la Universidad de California en Los Angeles para poder alcanzar su titulación en Administración Tecnológica Industrial.

Dos son las razones que hicieron que José se enlistase en el ejército en el año 2000: la ayuda económica que recibe para continuar sus estudios y también “la gratitud a mi país —Estados Unidos— adoptivo, por todas las oportunidades que me ha dado para superarme”.

José Almengor se encuentra actualmente en Bagdad con la unidad 222 del Destacamento de Operaciones de Radiodifusión. Su función es la de mantener los récord del personal al día, proveer información acerca de promociones de rango, premios de mérito, retención en el ejército, bonos por enlistarse, etc. Además, esta unidad es un nexo de unión entre los medios de comunicación y el ejército.

José aconseja a los latinos esforzarse para conseguir sus metas. “Tracen un buen plan, pregunten, investiguen, no se den por vencidos y alcanzarán lo que desean”. También José recuerda que “la clave principal para integrarse en un país nuevo es aprender su idioma, historia, cultura y leyes”.

El joven cree que la contribución de los latinoamericanos a la sociedad y economía estadounidense puede ser muy positiva si los latinos se esfuerzan en alcanzar una mejor educación y si son solidarios con sus vecinos.

“No dejen que el desánimo que a veces nos embarga en la vida apague la hoguera que arde en nosotros, la que nos llena de aspiraciones y nos convierte en individuos que contribuyen a la formación de una mejor sociedad”.

SHARE

Más artículos de interes