Jaime Estalella, arreglista y músico español, ya compone y produce para grandes nombres como Tree Adams y Post Malone

La determinación de los padres por darle el mejor futuro posible a sus hijos suele dar frutos al cabo de un tiempo. Desde pequeño, a Jaime Estalella lo llevaron a clases de música privadas de varias actividades para ver por dónde iban los tiros y terminó sonando el palo de la música. No fue dinero invertido en balde. Al contrario. Hoy, con solo 23 años, ya destaca como arreglista, compositor y productor en Los Angeles. Sueña incluso con un Grammy.

A Jaime Estalella, un músico licenciado por la Berklee College of Music de Boston, lo contrató hace cinco meses la casa Treehouse, con Tree Adams al frente, conocido por composiciones para “Californication” (Showtime), “Legends” (TNT) o Perception (TNT), un trabajo que ha compaginado con la producción musical junto a Dave Pensado, ingeniero de mezcla de artistas como Michael Jackson.

Suena a talento precoz. “La verdad es que me acabo de graduar y ya estoy trabajando en programas muy gordos, uno de ellos entre los cinco con más audiencia de la televisión ahora mismo en Estados Unidos”, explica, sin poder revelar el nombre de las series por cuestiones contractuales. “Además, he trabajado en el arreglo y producción de una canción para Post Malone, el artista número 1 en la lista Hot 100 de Billboard y Spotify Top 50 Global”.

Es el resultado de una estrecha relación con la música desde el principio y las ganas de recorrer el mundo para aprender. Comenzó a tocar el piano a los tres años y a los 11 se marchó a Inglaterra a estudiar durante dos años. “No le presté mucha atención a la música hasta que me fui a estudiar allí. Empecé a escuchar muchos grupos y a tocar en mi tiempo libre”.

Incluso formó una banda con amigos poco después, con 13 años, llegando a tocar en salas tan importantes como Joy Eslava o La Riviera en Madrid. Tras disolver la banda, estuvo un año en Singapur estudiando composición, fascinado por la forma diferente de entender la música de esa parte del continente asiático.

También pasó por la India, trabajando en un programa de ayuda a portadores del virus VIH, antes de estudiar en Boston y enfocarse en el mercado estadounidense. Los Angeles fue su primera opción, por la fuerza del mercado musical. Está empezando, pero el Grammy no lo ve tan lejos. EC

Compartir

Más artículos de interes