Fraudes comunes
A nivel nacional se viene registrando que entre los fraudes más comunes están: ofrecer permisos de trabajo, residencia permanente, asilo y amparo bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS) a quienes provienen de países donde se han producido grandes catástrofes. La forma como operan los estafadores es a través de anuncios, volantes que reparten en la calle o abordando directamente a la persona. A quienes caen en el juego les ofrecen lo que necesitan a cambio de elevadas sumas de dinero -que fluctúan entre $500 y $5,000-. A las víctimas se les asegura que recibirán sus documentos en poco tiempo debido a las -supuestas- conexiones que tienen en las oficinas de inmigración. Por lo general estas personas solicitan pagos por adelantado, y hasta hay quienes dan facilidades de pago.

Los inmigrantes desconociendo la ley y en muchas ocasiones el idioma inglés firman documentos que nunca son sometidos ante las autoridades de inmigración, o firman documentos en los que están solicitando un tipo de visa para la que no califican. Finalmente el estafador desaparece con el dinero, dejando una estela de desconcierto entre sus víctimas. Lo lamentable es que algunas de esas personas pueden llegar a ser deportados.

¡Protéjase!
Llegado el momento en el que puede ajustar su estatus o realizar otros trámites de inmigración consulte con un abogado. Si se dirige a un consejero de inmigración, notary public o paralegal tenga presente que ellos sólo pueden ayudarlo a obtener y conseguir los formularios, llenar los formularios, traducir documentos y ayudarlo a conseguir un abogado, mas no pueden aconsejarlo o representarlo.

Según representantes judiciales usted está en su derecho de corroborar con la Barra de Abogados del Estado de California (213 765-1000) si el abogado está autorizado para ejercer, preguntar por referencias de clientes satisfechos e insatisfechos, solicitar por escrito el acuerdo de representación traducido en su idioma, no entregar los originales de sus documentos y sólo permitir que saquen fotocopias, mantener expedientes detallados de los pagos realizados -si es posible pida recibos de pago- y mantener una copia del expediente enviado. Por su seguridad y la de los suyos sospeche de quienes cobran mucho menos dinero y claman tener “conexiones”, no firme documentos en blanco ni con información falsa porque pudiera verse en problemas mayores y siempre solicite prueba de que sus documentos han sido recibidos en las oficinas de inmigración. Finalmente reporte a quien le ofrezca los servicios bajo una “ley especial o secreta” y aléjese que quienes le ofrecen a costo adicional un ciudadano para casarse.

El estado ideal de un inmigrante es radicar legalmente en el país que habita, por ello debe cuidarse de quienes hacen ofrecimientos demasiado buenos para ser verdad. Una forma en la que usted puede corroborar ese ofrecimiento es llamando a las oficinas de inmigración, leyendo los periódicos de sus localidad o viendo los noticieros del día, donde serán reportadas las noticias más recientes sobre inmigración.

Barra de Abogados del Estado de California (213) 765-1000 ó www.calbar.ca.gov/state/calbar/calbar_home.jsp

Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos de América / National Customer Service Center 1 (800) 375-5283 ó www.uscis.gov/graphics/index.htm

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes