El gobernador también anunció un nuevo sistema para informar a las personas si son elegibles para recibir vacunas de COVID y si aún no lo son

Para aumentar el ritmo de la distribución de las vacunas de COVID a las personas con mayor riesgo, el estado está dando prioridad a las personas mayores de 65 años para recibir la vacuna a medida que disminuye la demanda entre los trabajadores de la salud.

“No hay mayor prioridad que distribuir de manera eficiente y equitativa estas vacunas lo más rápido posible a quienes enfrentan las consecuencias más graves”, dijo el gobernador Gavin Newsom. “Las personas de 65 años o más son ahora el siguiente grupo elegible para comenzar a recibir vacunas. Para aquellos que aún no son elegibles, les llegará su turno. Estamos haciendo todo lo posible para traer más vacunas al estado”.

Aquellos en la Fase 1A – los trabajadores de la salud y residentes de cuidados a largo plazo – siguen siendo la máxima prioridad para recibir vacunas. 

La demanda de vacunas de COVID sigue superando con creces lo suministrado

“Con nuestros hospitales abarrotados y las UCI llenas, debemos concentrarnos en vacunar a los californianos que corren mayor riesgo de ser hospitalizados para aliviar el estrés en nuestras instalaciones de atención médica”, dijo el Dr. Tomás Aragón, Director y Oficial del Departamento de Salud Pública del Estado de California. «Dar prioridad a las personas de 65 años o más reducirá las hospitalizaciones y salvará vidas».

El gobernador también anunció un nuevo sistema para informar a las personas si son elegibles para recibir una vacuna y si aún no lo son, registrarse para recibir una notificación por correo electrónico o mensaje de texto cuando sean elegibles. Se espera que este sistema se lance esta semana.

Una segunda fase de este sistema ayudará a los condados, ciudades y otros a realizar eventos de vacunación masiva. Esto incluirá una forma para que los miembros elegibles del público programen sus citas de vacunación en esos eventos. Los eventos comunitarios de vacunación son solo una forma para que los californianos reelegibles reciban sus vacunas. Cuando esté disponible, el público también puede ir a su médico o farmacia para recibir la vacuna.

Bajo la dirección del gobernador Newsom, el estado ha abordado el problema con un enfoque múltiple, que incluye:

1. Aumentar el número de personas que pueden vacunar a más de 100.000 profesionales de la salud.

• El lunes pasado, se agregaron 36,000 dentistas al grupo de proveedores de atención médica que pueden administrar las vacunas de COVID. El estado ya ha recibido informes anecdóticos de dentistas que administran activamente vacunas después de completar la capacitación requerida sobre COVID-19.

• Esta expansión viene inmediatamente después de una exención similar a fines de diciembre que permite a los técnicos de farmacia supervisados por farmacéuticos autorizados a administrar las vacunas del COVID-19. Hay 69.000 técnicos de farmacia en California.

2. Dirigir recursos, impulsar el compromiso.

• La oficina del gobernador ha convocado reuniones con líderes de todo el sistema de salud público y privado y se han comprometido para acelerar la colaboración del ritmo de la administración de vacunas.

Para obtener más información, visite Vaccinate All 58.