El famoso parque de diversiones de Anaheim está encuestando a dueños de pases anuales antes de dar una fecha definitiva de reapertura  

El 14 de marzo el parque Disneyland en la ciudad de Anaheim, California, cerró sus puertas. El Covid-19 fue el culpable. Uno de los lugares más visitados del mundo durante todo el año claudicó ante la fuerza de un enemigo invisible. Pero a pesar de las pérdidas millonarias el cierre fue la medida correcta. Pero la reapertura está en marcha.

Más de dos meses después y luego de que la reapertura de sus parques en la Florida se lleven a cabo el 11 de julio, la sede de California ya prepara el terreno para reabrir sus puertas en algunas fechas tentativas: 29 de junio, 9 o 13 de julio, o una fecha cercana.

Igual como se hizo antes de anunciar la fecha de reapertura en la Florida, el parque de California está enviando encuestas a algunos dueños de pases anuales sobre lo que opinan y cómo se sentirían de seguros al regresar al parque temático, así como los protocolos de seguridad que se estarían aplicando para la reapertura.

El cuestionario que están recibiendo las personas incluye preguntas sobre el uso de cubrebocas, revisión de temperatura en la entrada del parque y otras preguntas sobre su salud antes de hacer su visita. Las instalaciones también pretenden establecer medidas de distancia física, limpieza y mínimo contacto.

Otra cosa que están tomando en cuenta y así lo preguntan en sus encuestas es sobre si el uso de los cubrebocas debería ser obligatorio para todos los visitantes, si solo debería ser obligatorio para los adultos o si el uso debe ser recomendado pero no obligado.

En un comunicado, Disneyland aclara que ciertas atracciones, servicios y locales serán modificados o tendrán una disponiblidad limitada, o permanecerán cerrados. Parece que “el lugar más feliz del mundo” está listo para la reapertura, si no total, al menos para ir en ese camino. EC