En este nuevo conjunto de canciones la gran banda mexicana se deja tentar por la raíz afro-mexicana y por el corrido, asistidos por el afamado productor Greg Landau, quien ha trabajado con artistas como Susana Baca, Patato Valdés, Omar Sosa y Buena Vista Social Club. Pato, su guitarrista, nos da los pormenores de su flamante nuevo álbum.

“Durante más de diez años sin disco nuevo, estuvimos tocando mucho en todo México, Estados Unidos, Centro y Sudamérica, y participando en materiales discográficos de otros artistas”. El guitarrista conforma, junto a Roco (voz), Sax (metales) y Aldo (bajo), el corazón de este colectivo avecindado en la Ciudad de México.

Los últimos años, la Maldita calmó la sed musical de sus seguidores gracias a los festivales y conciertos en vivo, donde la energía de la banda se explaya a plenitud. Sin embargo, la necesidad de renovar el repertorio siempre estuvo latente, aunque les tomó 10 años regresar con firmeza al estudio.

“Durante este tiempo, tampoco dejamos de componer. Hubo cambio de miembros originales de la banda y también terminamos el contrato con la disquera (BMG-Sony)”, continúa Pato. No es para nadie un secreto que muchas bandas de gran calibre sufrieron situaciones similares en el inestable mundo disquero actual.

“Decidimos esperar ante los cambios que había en la estructura de la banda y del mercado discográfico, por un mejor momento para sacar un disco nuevo. Y decidimos que ante la debacle de la industria del disco, lo mejor era sacarlo bajo nuestro propio sello. Hace diez años tampoco existían las posibilidades de la web y las redes sociales como una manera de distribución inmediata de los contenidos artísticos y de las ideas en general”, afirma.

Tal vez una de las razones fueron las mismas exigencias que la banda se ha impuesto, no solo sociales, sino esa curiosidad que los ha llevado a adentrarse en el corazón musical de México, especialmente vertientes poco conocidas como la llamada “tercera raíz”, el legado africano.

El cómplice perfecto para registrar esas búsquedas lo encontraron en el productor y videógrafo Greg Landau. El clic fue perfecto. “Nos conectamos muy fuerte con él en cuanto a la música, la cultura de raíces y la cultura contemporánea en general. El puente idiomático también fue muy importante para tener una buena retroalimentación, pues Greg habla perfecto español. Además, es una excelente persona en lo humano y en lo profesional es una persona muy propositiva y creativa”.

La relación con Landau no solo dio frutos en el disco, es posible que trascienda al animar a los músicos a volver pronto al estudio. “Definitivamente, quedamos con ganas de seguir grabando…  El último disco de Maldita Vecindad, definitivamente ¡no es éste!”, asegura Pato.

Un recorrido por las canciones
Todas las canciones que aparecen  en “Circular Colectivo” son nuevas, excepto “Quinto Patio Ska”, que ya tiene alrededor de 7 años. Pero la canción que está dando de qué hablar no es otra que “Fut Callejero”, todo un himno para estar a tono con el Mundial de Fútbol. Sin embargo, la intención de Maldita Vecindad es abrir los ojos con conciencia ante el porvenir del deporte.  “La canción fue compuesta hace dos años y ¡ni idea teníamos que en el 2010 había Mundial de Fútbol!, pero a nosotros siempre nos ha gustado el fútbol y hasta tenemos un equipo que se llama Atlético Maldito”, confiesa Pato.

La “tercera raíz” mexicana aparece dibujada en el track “Chacahua”, una pieza que conecta con el título del disco “Circular Colectivo” y los recorridos de la banda por el interior de México, compartiendo por igual con músicos y lugareños. “Tiene mucho que ver con nuestras vivencias personales en ese lugar mágico de Oaxaca, además de que ahí mismo se conjunta la raíz africana en México”, asegura Pato. “La música es una fusión de afro beat con la chunchaca, que se escucha mucho por esos rumbos y que además la fusionamos también con el son jarocho de la costa del Atlántico, o sea que Oaxaca, Veracruz y África se juntan”. Para esta canción Maldita Vecindad invitó a “Los Cojolites”, un grupo que representa al nuevo son jarocho.

Otra vertiente que los motivó a hacer un tema fue el corrido. Así lo explica Pato: “La tradición del corrido en México, en el sentido narrativo, épico, festivo e informativo es muy fuerte y sigue presente en la música popular. Por eso, decidimos hacer un corrido para narrar la historia de Digna Ochoa, una defensora de los Derechos Humanos asesinada impunemente. Ochoa para nosotros representa la dignidad de la lucha ante la injusticia social, la lucha de las mujeres que han sido victimadas en aras de una vida justa e igualitaria. Este punto de vista femenino lo queríamos reflejar en el disco”, culminó.

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes