El actor protagoniza una comedia en la que hace de padre inesperado de 533 niños tras haber sido donante de esperma

delivery_man

 

Luca Verne. Los Angeles | 8 Noviembre 2013

Hay actores con más vidas que un gato y uno de ellos bien podría ser Vince Vaughn, una estrella sin grandes logros cinematográficos pero que sigue estando, de una forma o de otra, en el disparadero, protagonista en esta ocasión de “Delivery Man”, una comedia con aires de seriedad.

Asimismo lo percibe su principal afectado, un actor de 43 años que ha dado muchas vueltas desde su gran éxito comercial y de crítica, “The Swingers”, junto a su inseparable amigo y colega Jon Favreau. “El Vince que conocemos frente a el de ‘Swingers’ es una persona muy diferente”, aseguró el propio actor a Variety durante la premiere de la película. “Es un adulto, muy maduro, no el Vince que habla a toda velocidad. Tiene hijos”.

Por eso cree que su interpretación es mucho más emocional y profunda que en anteriores ocasiones, algo con lo que coincide el productor Scott Mednick. “Creo que es la primera vez en que vamos a ver a Vince hacer llorar a la gente un poco”, explica.

Y eso que el planteamiento inicial no tiene la carga de un drama ni nada por estilo. Es, como muchas otras comedias en Hollywood hoy en día, con un estudio detrás y unos cuantos millones de dólares, una situación irracional y normalmente irrealizable que, de alguna forma, siempre hace plantearse al espectador qué pasaría si le estuviera sucediendo a él.

En esta ocasión se trata de seguir la historia de un hombre corriente, David Wozniak, estancado en su vida y conduciendo un camión de reparto, con serios problemas emocionales y muchas ganas de dar un giro radical a su vida. Entonces es cuando sucede el punto de inflexión en la película. Le comunican que como antiguo donador de esperma y por un error en la clínica, oficialmente es el padre de más de 500 niños.

Lejos de asustarse o huir de esa posibilidad, decide que los quiere conocer a todos y tratar de tener algo que ver en sus vidas, creando un sinfín de situaciones divertidas y disparatadas, muy a lo Hollywood. Es un papel que crea diversas alternativas, perfectas para Vaughn a la hora de demostrar su versatilidad como actor.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes