El legendario cantante español Miguel Bosé, fue premiado como Persona del Año en una ceremonia en el Mandalay Bay de Las Vegas

miguel_bose_premiado

Pablo Scarpellini. Las Vegas | 2 de Diciembre 2013

Miguel Bosé, con el espíritu intacto a sus 57 años, recibió el título honorífico de Persona del Año que cada temporada otorga la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación. No es algo que le haga inmortal, como él mismo reconoce, pero sí un honor que le sitúa en un escalón diferente, donde ya están desde hace un tiempo Caetano Veloso, Plácido Domingo, Juan Luis Guerra o Julio Iglesias, por nombrar algunos.

¿Cómo recibe este premio?
Es un gran honor que te pone en el pabellón de la fama. Hay que tener en cuenta que viene de la Academia de las Artes y las Ciencias Discográficas de EEUU, y que ser elegido Persona del Año reconoce la aportación y el modo de entender la música de una persona, una carrera larga y consistente, etcétera.

Supongo que es difícil planear una vida como la suya.
Creo que cuando hacemos un trabajo específico es porque en el fondo no sabemos hacer otra cosa. Yo nunca me hubiera imaginado una vida diferente a la que he vivido, pero tampoco esperas llegar a tanto, porque al final son pocos los que lo consiguen. Es algo que solo llega con el tiempo.

Los premios suelen ser momento de hacer balance. ¿No le habrá dado por mirar atrás y arrepentirse de lo que no hizo?
No, porque no sirve de mucho. Cuando te equivocas hay que analizar rápidamente el asunto, y tirar pa’ lante, pulverizarlo automáticamente. Todas estas cosas que se quedan ranciamente en el pasado ocupan y pesan demasiado, no dejan coger vuelo. Yo he cometido muchísimos errores, una barbaridad, pero también llegaron por apuestas que hice y en las que puedes meter la pata. Pero arrepentimientos no, ninguno. Siempre he procurado dormir tranquilo.

Sus últimos discos de duetos, “Papito” y Papitwo”, sonaron a despedida para algunos, a gran tributo a su carrera. ¿Qué le parece?
(Risa sarcástica) Si eso es lo que ven algunos, que se olviden. En la música está mi lenguaje, mi territorio, mi tierra fértil, y seguiré en este negocio hasta que me muera. Además, por el carácter que tengo, hay mucho que investigar en la música, y más con la tecnología de hoy en día. Se puede crecer mucho.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes