La nueva cinta de J.J. Abrams ha recuperado el espíritu de la primera trilogía y confía en batir récords en taquilla

Pocas películas han contado alguna vez con la aureola con la que descargará en los cines la séptima entrega de Star Wars, un nuevo comienzo de una trilogía galáctica y una cinta que ha creado una enorme expectativa sobre lo que puede significar en términos de taquilla.

La calidad, en principio, ha quedado en un segundo plano, o el saber si serán capaces de contentar al personal más purista de las primeras tres películas, las que ideó George Lucas a partir de 1977 y que con el tiempo se convirtieron en clásicos. El furor es tal a estas alturas que es cuestión de saber si la nueva trilogía, ahora en manos de Disney y de J.J. Abrams, alcanza la barrera de los 2.700 milones que obtuvo Avatar en su momento como película más taquillera de la historia.

De momento, el récord ya se ha conseguido en la preventa de entradas por internet. Ya está todo vendido y conseguir una entrada para el día del estreno es poco menos que una misión imposible en Estados Unidos, a expensas de la reventa, que en algunos casos ha llegado a alcanzar los 10.000 dólares. Una auténtica locura por internet.

Todo para ver en acción de nuevo a los personajes que hicieron grande esta trilogía. Harrison Ford, en el papel de Han Solo, Carrie Fisher haciendo de princesa Leia, y Mark Hamill, como el inmortal Luke Skywalker, aceptaron unirse a un libreto que, por primera vez en más de 30 años, retoma los sucesos de “El retorno del Jedi”, el final de una trilogía que entonces se pensó que sería lo último en términos galácticos.

Sin embargo, Lucas aún tenía ganas de completar su obra maestra y se puso manos a la obra para ofrecerle a su público el primer episodio, el segundo y el tercero, cintas que hicieron mucho dinero pero que dejaron un gusto amargo en términos de crítica. La saga se convirtió en algo muy distinto al sabor que dejaron las originales.

Ahora, la nueva parece haber recuperado esa esencia, con suficientes ingredientes para despertar el interés del público y arrasar en taquilla. Es obvio que los latinos acudirán en masa. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes