Luca Verne. Los Angeles | 25 de enero de 2013

Arnold Schwarzenegger puede dar las gracias a Sylvester Stallone por haberle puesto las cosas más fáciles, pues él es el hombre al que se le ocurrió volver a poner de moda las películas de acción de los 80 y que ahora vuelve a la carga con “Bullet to the Head”.

Marcados ambos por una trayectoria paralela y por una especie de competencia fabricada por los medios para regocijo de sus acérrimos seguidores, ahora han vuelto a resurgir ya maduros: el ex gobernador de California con 65 años y el alter ego de Rocky Balboa con 66.

Y lo han hecho con sendas películas de acción de frases cortas, tipos curtidos tras mil horas de gimnasios y esa mirada dura que los caracterizó. Para Schwarzenegger, “The Last Stand”, una cinta sobre un sheriff en un pequeño pueblo de la frontera con México a la espera de la llegada de un cartel de la droga, era una opción clara desde que dejó las oficinas gubernamentales en Sacramento tras ocho años de mandato.

Stallone, por su parte, ha vuelto a la carga con otra cinta de acción como protagonista, un thriller dirigido por Walter Hill. Curiosamente, Hill ya se encargó de dirigir a Schwarzenegger en “Red Heat” en 1988 y ahora se ha topado con otro viejo conocido, un Stallone que eligió personalmente a Hill después de que el director original de la película, Wayne Kramer, tuviera una visión un tanto más oscura de lo que Stallone quería.

Basada en la novela gráfica francesa “Du Plomb Dans Tete”, de Alexis Nolent, la historia se centra en un mercenario a sueldo que se asocia con un detective de Washington en una compleja misión que implica serios sacrificios por ambas partes, un nuevo paso de Stallone para perpetuar su leyenda del cine de acción junto a su colega asociado, el eterno Schwarzenegger.

Tanto “The Last Stand” como “Bullet to the Head” aparentan ser aperitivos de lo que está por venir, una cinta de ambos titantes juntos, “The Tomb”. Stallone interpreta el papel de Ray Breslin, un ingeniero estructural que es culpado de un crimen que no ha cometido en una cárcel que él mismo ha diseñado. Emil Rottmayer, el personaje que interpreta Schwarzenegger, es el compañero de celda de Breslin y el hombre que le ayudará a escapar.

La cinta, dirigida por Mikael Hafstrom y con Jim Caviezel y Sam Neill en el reparto, se estrenará en septiembre de este año en Estados Unidos. Son un dúo con futuro pese a su mucha experiencia y recorrido en el cine. Tienen, parece, cuerda para rato. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes