José F. Sánchez. Los Angeles | 23 de noviembre de 2012

Se tocan la mayoría de situaciones que entretejen la realidad del pueblo mexicano. La pobreza, las clases sociales, el arte, la cultura, el narco, la corrupción, la religión, la espiritualidad. Pero todo gira sobre un eje común: la música.

El director, por pura contradicción, no es mexicano. Se trata del británico Ducan Bridgeman, que tuvo en sus manos darle vida a esta babel de historias y canciones. Fueron tres largos años para darle forma a este rompecabezas cultural que al final quedó conformado por diez episodios que describen la riqueza y diversidad musical y cultural de un pueblo, y de lo que piensan de él sus habitantes.

La producción cuenta con las opiniones de muchísimos personajes que arman el día a día de una nación que, a pesar de sus tropiezos conserva una identidad y un ánimo a prueba de fuego. Diego Luna, el payaso Brozo, Daniel Giménez Cacho, Laura Esquivel, Elena Poniatowska, Blue Demon Jr. Don Cheto, Lila Downs, etc. y tantos otros que hasta hace poco vivían en la sombra del anonimato. Ellos son los que definen, en sus propias palabras, lo que significa ser mexicano.

Quisieron hacer un producto honesto por muy crudo que fuera, sin maquillaje, por lo que uno puede darse cuenta de las enormes diferencias entre unos y otros, pero que contradictoriamente tienen un sentido de nacionalismo que termina por unirlos.

Además de conocer los testimonios de tantas caras conocidas, sin duda el principal motivo para ver este monumental trabajo es la música, un verdadero enramado de canciones autóctonas, música de rock, danzón, clásica y hasta urbana callejera, con lo más variopinto hablando de intérpretes.

Entre los participantes podemos destacar a Café Tacuba, Kinky, Molotov, Lupe Esparza, Alejandro Fernández, Los Tucanes de Tijuana, Julieta Venegas, Amandititita, Natalia Lafourcade, El Haragán, Chavela Vargas y otros menos publicitados como Los Cojolites, Venado Azul, Ali Gua Gua y Pato Machete.

El proyecto es una clara muestra de un pueblo que sigue luchando por salir del lodo de la inseguridad, las matanzas, el narcotráfico, la desigualdad y otros demonios que la victimizan. De un pueblo que tiene en su música y en su alma lo necesario para levantarse. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes