En Hollywood, mientras unas lamentan su lento ocaso, otras entran con tanta fuerza que casi no hay tiempo para digerir su ascenso. Y a la cabeza de todas ellas, parece estar Emma Stone, en la cresta de la ola con cinco títulos consecutivos que tendrán su colofón con el estreno de la continuación de la saga “Spiderman”, que protagoniza junto a Andrew Garfield, después de la salida de Tobey Maguire y Kristen Stewart.


Stone, de 22 años y nacida en Arizona, ha comenzado a dar muestras de su versatilidad. De momento, es la protagonista de una cinta de bajo presupuesto con temática social, el racismo en el sur de Estados Unidos en los años 60. Stone hace de periodista comprometida con la causa en “The Help”. Y eso que no le gusta hablar de política.


¿Cree que el racismo sigue siendo un tema actual en Estados Unidos?

Seguro que sí. La trama está basada en una historia real, una muy intensa sobre un periodo de la historia del país que creo que tiene muchos elementos actuales. Hoy, afortunadamente, tenemos un presidente que no hubiera podido ser hace 50 años. Estoy emocionada de poder hablar de esto y devolverlo a la conciencia colectiva. De todas formas, no me gusta hablar mucho sobre cuestiones políticas. No soy la más indicada para hacerlo.


¿Qué le hizo querer tanto este papel?

Estaba muy interesada en esta historia poco después de haber recibido el guión. Me identifiqué mucho con el papel de ‘Skeeter’ y con el hecho de que fuera una historia sobre seguir tu propia verdad, una historia de mujeres y sobre el de valor y el hecho de que quiere hacer ago distinto. Aprendí mucho de ella.


¿Cómo hubiera respondido usted si le hubiera tocado vivir en esa época?

No creo que tuviera el valor de ser como ella. Por suerte no tengo que vivir en ese momento.
 

¿Es por eso que quiso ser actriz, por la curiosidad de ser algo que no se atrevería a ser?

Probablemente. La curiosidad de meterme en otra piel siempre está ahí. Y hace justicia a mi frase favorita, de que si conocieras la historia de cualquier persona lo aprenderías a querer. No entiendo el concepto de odiar a otra persona.
 

¿Está preparada para algo tan grande como “Spiderman”?

La forma en la que tengo que abordarlo, y creo que Andrew estaría de acuerdo, es simplemente como con otra película. Vas a poner la misma atención en ésta como en cualquier otra. Simplemente lo que pasa es que tiene un presupuesto mucho más grande. Así que es eso. Probablemente se sienta diferente cuando empecemos a hacer prensa, pero no tendremos que lidiar con eso hasta dentro de año y medio. EC
 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes