Interesa y mucho lo que lleva puesto al entrar en el hotel de Beverly Hills donde tiene la cita con los periodistas. Un curioso se acerca y le pregunta. Ella, educada y con la sonrisa puesta, le contesta que Emilio Pucci. “Gracias por preguntar”. Son rutinas habituales para una gran estrella. Ella, Christina Aguilera, lo es desde hace tiempo, aunque siempre como cantante, nunca como actriz, una faceta que está a punto de estrenar en teatros de todo el mundo.

Es el reclamo principal de “Burlesque”, una historia de amor en un cabaret de Los Angeles, con Cher de compañera de reparto y el fabuloso Stanley Tucci para completar el cartel. Y aunque interpreta el papel de una cantante con trazos paralelos a su carrera en la vida real, no descarta seguir en el mundo del celuloide.

De eso es de lo que le han pedido que hable en el estudio. Nada de su reciente divorcio tras cinco años de matrimonio con Jordan Bratman ni del fracaso notorio en ventas de su último álbum, “Bionic”, que vendió unas escasas 110,000 copias en su primera semana. Es el cine lo que ahora ocupa su sinuosa carrera.

Lo de la música y el cine ha debido de representar un salto contundente. ¿Se sintió incómoda en los primeros compases?
Sí me sentí un poco extraña al principio porque son dos mundos completamente diferentes, y no sólo por los números musicales. En la música me puedo expresar de la manera que quiero, es mi zona de confort. Pero con una película, necesitas convencer a otra persona y convertirte en otro personaje.

¿Pero era alguien bastante afín a su vida, a sus comienzos?
Es cierto que yo pasé por una situación parecida de luchar para abrirme camino como Ali, pero aún así lo encontré un poco extraño después de un tiempo, por el hecho de dejarme a mí misma atrás y meterme de lleno en el cuerpo de otra persona. Fue muy interesante, aclaro, y muy trabajado, porque quería que cada lágrima fuese real y que todo fuese profundo.

 

¿En qué piensa cuando intenta llorar?
Hay momentos de mi propia infancia que me hacen llorar y el hablar abiertamente de cosas que no siempre han sido positivas, como mi relación con mi padre. Pese al mal trago, estoy orgullosa de que pudiera alcanzar ese punto.

christina aguilera cristina pelicula Burlesque

¿Considera que esa parte traumática de la infancia la ha condicionado como madre?
Definitivamente. Protejo más a mi hijo de lo normal, porque lo más importante para mí es que tenga una sonrisa y que sepa que tiene dos padres que le quieren. Yo no tuve esa estabilidad en mi casa y tuve que crecer demasiado deprisa. Por eso creo que estoy haciendo las cosas bien con mi hijo.

Proyecta siempre imagen de explosiva y extravagante. ¿Es así en realidad o es sólo fachada?
Para nada. Soy más bien reservada, pero cuando salgo al escenario me tengo que entregar. Y quizá por eso, la imagen que doy no es la que es de verdad.

¿Obsesiva con el trabajo, o al menos eso dicen?
Bastante. Con esta película me hicieron trabajar mucho, lo que me ayudó a recuperar la forma después de mi embarazo (risas). Me tocó echarme encima toda la carga de trabajo, de los números, la canciones que hice especialmente para la película y todo el trabajo interpretativo. Fue muy duro durante unas cuantas semanas.

 

¿Le han surgido otras propuestas de películas para seguir adelante con el cine?
Nada de lo que pueda hablar en concreto, pero sí. Y quizá algo que no sea un musical. Ando buscando el siguiente reto y me interesa mucho seguir haciendo cine. Estoy con ganas de leer guiones. Es probable que durante la pausa navideña me dedique a eso para ver qué surge.

 

Para ver el último video de Christina Aguilera en Burlesque, haz clic aquí https://www.youtube.com/watch?v=hFVjcuZ1gnw&feature=related

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes