Estas pruebas pueden ser formales (test Naglieri, SAT-9, psicológicas, etc.) pero también influye el desarrollo del niño en la escuela y en la casa. Así, las tareas escolares, su comportamiento en clase y la información que provean los padres serán determinantes para que el alumno califique o no para el GATE.

No se aconsejan los tests de inteligencia (IQ) para evaluar si un niño puede entrar a formar parte de este programa. Este tipo de pruebas no evalúan características tan importantes como el esfuerzo, la motivación, el liderazgo o la habilidad de creación.

Se harán pruebas periódicas durante la educación primaria, media y secundaria para determinar si el alumno sigue cumpliendo las metas académicas del GATE.

Desarrollo del Programa

Hay tres modelos para el desarrollo del GATE:

1. Clases especiales en el día (Special Day Classes): los niños GATE de un centro escolar, diseminados en horarios regulares de clase, se reagruparán un mínimo de horas al día para cumplir con un programa académico más avanzado que el regular. Tanto el profesor como la materia serán específicos para este tipo de estudiantes.

2. Tiempo parcial en grupo (Part-time Grouping): clases o seminarios que ofrecen más contenido que las materias regulares que se imparten durante el día en el salón de clase.

3. Reagrupamiento (Cluster Grouping): los alumnos GATE son reagrupados dentro de un salón de clase regular. Reciben un contenido de materias diferente a los estudiantes convencionales del aula.

Evaluación del estudiante

Los alumnos GATE deben ser evaluados periódicamente para determinar su avance y su estancia o no en estas clases especiales.

Esté al tanto de la educación de su hijo. Si el pequeño cumple con los requisitos para inscribirse en el GATE, motívelo y no pierda la oportunidad de dar un paso más en la educación de su hijo.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes