El delantero mexicano estaría a punto de firmar contrato con el L.A. Galaxy, un movimiento jugoso económicamente pero que esconde graves efectos secundarios

La vida es una cadena interminable de decisiones: buenas, malas, importantes e intrascendentes. Algunas se toman al instante y a la ligera, mientras que otras requieren de un tiempo para analizarlas concienzudamente.

El delantero mexicano Giovani dos Santos está a punto de tomar una decisión de las importantes, de esas que no te dejan dormir. Algunos medios dan casi por hecho que el volante dejará al Villarreal de España para jugar con el Galaxy de Los Angeles. De por medio hay un contrato que le promete pagar hasta 7 millones de dólares por año, lo que lo convertiría en uno de los mejores pagados de la liga junto al brasileño Kaká.

Todo parece indicar que ya todo está cocinado y que solo falta que el fichaje se haga oficial. De concretarse la negociación, Gio será el segundo refuerzo bomba del campeón de la MLS, ya que también espera la pronta llegada del inglés Steven Gerrard. Pero lo del mexicano es diferente, está en plenitud de facultades y la liga estadounidense es por el momento un cementerio de elefantes en lo que a jugadores de corte internacional se refiere, nada más que un buen lugar para retirarse y ganar dinero.

Dos Santos tiene 26 años y si bien en el Villarreal no tuvo una buena temporada, sigue teniendo cartel para enrolarse con otro plantel europeo de medio pelo para arriba, ya sea en España, Inglaterra, Francia u Holanda. Acá en gringolandia ganaría una millonada, no correría tantos riesgos futbolísticos y sería una figura destacada, pero su carrera podría diluirse por completo. Fuera del ámbito local, a muy pocos les importa lo que pasa en la MLS. Por otro lado, la liga podría estar iniciando una nueva etapa de su crecimiento, en la que dejaría de buscar jugadores que están en la fase final de sus carreras para enfocarse en seducir a figuras consagradas que todavía les quede mucha pólvora en los botines.

Si Gio aterriza en Los Angeles será un gran imán de taquilla y un gran atractivo para que el aficionado mexicano termine por identificarse con el Galaxy. ¿Pero le conviene a Dos Santos deportivamente hablando? Eso él y su representante lo tienen que decidir. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes