Las Águilas deben viajar al otro lado del mundo para jugar el Mundial de Clubes, en el peor momento posible

Si para el momento en que esté leyendo esta nota el América consiguió el milagro de remontar el inapelable 3-0 de Pumas, el Mundial de Clubes vendría a ser algo así como un bono navideño; de lo contrario, se convertiría en una presión extra para rescatar algo de lo perdido.

El torneo en el país del sol naciente es del 10 al 20 de este mes. América tiene actividad el día 13 contra el campeón asiático Guangzhou Evergrande, justo el mismo día en que se tendría que disputar el encuentro de vuelta de la final mexicana.

Habría que ver en qué condiciones asiste el equipo de las Águilas, si con el rabo entre las patas o con el orgullo por los cielos. Hay que hacer ajustes si el cuadro de Coapa es uno de los finalistas. Un receso de dos semanas mientras se termina el Mundial de Clubes. Un viaje tan largo, los trámites, el cambio de horario, el juego mismo, todo le cobra factura al cuerpo y si van ya eliminados de la liguilla, también al espíritu.

Es claro que al Japón llegarán para cumplir con el papel y pensar en un duelo contra el Barcelona. Lo demás será ganancia; pero si ni siquiera pueden ganarle a su primer rival tendrán que regresar barridos y regados. Viendo el vaso medio lleno, ¿qué tal si les toca enfrentarse al Barça y hacen la chica para medirse el día 20 al otro hipotético finalista llamado River Plate? Entonces la cosa cambia. El regreso a México ya no sería tan macabro.

En el 2006 América se quedó con el cuarto lugar en ese torneo internacional. Este año buscaría mejorar lo hecho por equipos como Necaxa y Monterrey, que llegaron un piso más arriba. Pero antes tiene que quitarse de en medio a un desconocido equipo chino dirigido por Luiz Felipe Scolari y que tiene entre sus filas a otros tres brasileños. El problema mayor sigue después, con un Barcelona esperando sentadito por su pase a la final. Si los americanistas pasan el primer round, solo esperan que los españoles tengan el peor día cuando se enfrenten; de otra manera, la historia se repetiría para el representante de México. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes