En la década de los 70 se dividieron la gloria entre los Acereros de Pittsburgh y su “cortina de acero” y los Vaqueros de Dallas. Por los primeros destacaban el mariscal Terry Bradshaw, el corredor Franco Harris y el ala abierta Lynn Swann; mientras que por los texanos brillaban Roger Stubach y el sensacional corredor Tony Dorsett. Luego, en los ochenta, llegó la magia de Joe Montana, Dwight Clark, Jerry Rice y compañía, que hicieron de los 49ers un equipo de ensueño.

Al principio de los noventa Dallas tuvo temporadas extraordinarias, conquistando tres títulos nacionales. Fue en 1997 cuando surgió otra escuadra que daría de qué hablar por muchos años por venir: los Patriotas de Nueva Inglaterra. De aquel entonces a la fecha, los Pats han aparecido en cinso súper tazones, ganando tres de ellos; y si en este 2008 siguen con su marcha imparable, habrán hecho los méritos suficientes para ser considerados como una de las mejores franquicias de todos los tiempos.

El equipo de Massachussets ha impuesto varios récords en la liga, destacando el hecho de que en un solo partido consiguieron 6 marcas por equipo e individuales:

• Primera temporada regular con marca de 16-0

• Mayor cantidad de triunfos consecutivos, con 19.

• Mayor cantidad de puntos anotados en una temporada, con 589.

• Mayor cantidad de anotaciones hechas por un equipo en una temporada, con 75.

• Mayor cantidad de pases de anotación: Tom Brady, con 50

• Mayor cantidad de pases de anotación: Randy Moss, con 23

Si los Patriotas logran levantar la copa de campeones en esta temporada igualarán la hazaña de los Delfines de Miami, que en 1974 se coronaron invictos luego de terminar la campaña regular con marca de 14-0, más dos triunfos en postemporada, derrotando en la final a los Vikingos de Minnesota.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes