Un especialista responde a esta y otras preguntas sobre los anticuerpos y lo más reciente sobre el combate contra el coronavirus 

Por Dr. Seth Glickman

¿Debería usar una mascarilla? ¿Es verdad que los anticuerpos curan el coronavirus? ¿Es efectiva la hidroxicloroquina? ¿Cuándo estará lista una vacuna?

La batalla por controlar y evitar el Covid-19 sigue en su apogeo. Se han dado pasos importantes pero todavía hay mucho trabajo por delante, tanto por la comunidad científica como por la población para seguir sorteando este azote sanitario que nos ha puesto a prueba.

En mi rol de Director de Salud en Blue Shield of California, uno de mis objetivos es ayudar al público a entender la rápida evolución de la pandemia de COVID-19 y las noticias diarias que recibimos. Los siguientes son algunos de los temas más importantes que deben saber:

Tratamiento

No existe un tratamiento curativo para el virus. La mayoría de las personas pueden tratar los síntomas en sus casas con la ayuda de sus profesionales médicos. Las personas que están hospitalizadas reciben lo que denominamos “tratamiento de apoyo” (alivio de síntomas), incluyendo líquidos, oxígeno y medicamentos para ayudar a los órganos vitales. Algunos pacientes pueden recibir tratamientos nuevos o experimentales, incluyendo medicamentos como la hidroxicloroquina. Los resultados de estos tratamientos son sumamente preliminares y su eficacia debe evaluarse en estudios científicos y éticos rigurosos, cuyo diseño e implementación llevarán varios meses o más.

La promesa de los anticuerpos

Un estudio pequeño de cinco pacientes publicado en el Journal of the American Medical Association demostró que los anticuerpos obtenidos de personas que se habían recuperado del coronavirus (conocido como suero “convaleciente”) y administrados por transfusión a las personas que tenían una infección grave podían ser un tratamiento eficaz. Este método de los anticuerpos produjo resultados prometedores con otras infecciones. A fin de estudiar esta alternativa de anticuerpos más a fondo, la Administración de Alimentos y Medicamentos solicitó a la Cruz Roja Americana la obtención de plasma de donantes a quienes se les había diagnosticado el COVID-19 y lograron recuperarse por completo.

Desarrollo de una vacuna

Actualmente, la comunidad científica está llevando a cabo un sólido esfuerzo de investigación para desarrollar una vacuna contra el COVID-19. Los primeros candidatos iniciaron la fase uno de los ensayos a principios de la primavera, pero el plazo para la evaluación, producción a gran escala y distribución de una vacuna será significativamente más largo.

¿Debería usar una mascarilla?

Al igual que otros virus, creemos que el COVID-19 se transmite mediante los fómites (por ejemplo, gérmenes en las superficies) y de persona a persona a través de gotitas respiratorias (como las que producen los estornudos). Se cree que estas últimas son el principal mecanismo de transmisión. Por ello, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades modificaron recientemente sus recomendaciones sobre el uso de protectores faciales.

El uso de una mascarilla no es un sustituto de la distancia física ni de una buena higiene, y no debe crear una falsa sensación de seguridad. Si está enfermo, no salga, ni siquiera con una mascarilla. También es una buena idea usar una mascarilla en casa para ayudar a reducir el riesgo de infectar a otros si usted está enfermo. Y, por favor, siga las pautas de los CDC para el uso de mascarillas de tela. Las mascarillas quirúrgicas y los modelos N-95 deben reservarse para los profesionales de la salud que están tratando a los enfermos.

Esto recién empieza

California logró progresos incipientes en el aplanamiento de la curva de las tasas de infección, pero incluso cuando el número de casos se nivele o reduzca, tendremos que pasar a una estrategia de contención a largo plazo para mantener los progresos. Por ejemplo, será necesario saber no sólo quién está infectado, sino también quién ha estado expuesto, quién se ha recuperado y quién es adecuadamente inmune.

Con esta información, tendremos que crear intervenciones para mantener al público seguro. Esto requerirá pruebas extensas y una estrategia sólida de salud pública, así como una coordinación estrecha entre los sectores interesados del estado. El grupo de trabajo que recientemente estableció el gobernador Gavin Newsom para ampliar rápidamente las pruebas de COVID-19 será fundamental en estos esfuerzos. EC