¿Qué tanto ha evolucionado el torneo de selecciones más antiguo del mundo desde que nació en Argentina en 1916?

En 1916 Argentina estaba de fiesta celebrando cien años de su independencia. Una de sus actividades para ese gran momento fue la de preparar un torneo de fútbol con cuatro equipos participantes, por lo que envió una invitación a las delegaciones de Brasil, Chile y Uruguay. Así nació el primer torneo de selecciones del mundo.

Pero el anfitrión se quedó con las ganas de ser el ganador. Los uruguayos le arruinaron la fiesta al convertirse en el primer campeón de esta justa que comenzó con la celebración de un centenario. Era lo esperado, en aquel entonces los charrúas eran una potencia en el balompié y un año después le repitieron la dosis a Argentina en la final de lo que se llamaba Campeonato Sudamericano.

El torneo fue creciendo en el gusto de la gente y cada año se fueron sumando otras selecciones del sur del continente hasta llegar a las 10 representaciones que conformaban la confederación de esa zona geográfica. Durante ese camino el torneo empezó a celebrarse cada año, pero luego se hizo de forma intermitente y en distintas sedes.

En 1975 hubo un cambio significativo cuando el torneo se llamó oficialmente Copa América. Luego, en 1986 la Conmebol lo convirtió en un torneo obligatorio a disputarse en una sede fija. Otro golpe de timón fue cuando se celebró la edición de 1993 en Ecuador, donde por primera vez acudieron dos selecciones no pertenecientes a la Conmebol. En ese entonces los invitados fueron México y Estados Unidos, situación que sembró la semilla para que la Copa América fuera poco a poco incluyendo a los equipos de todo el continente.

La Copa América ha sido la vitrina de varias leyendas del fútbol, como Alfredo Di Stéfano, Pelé, Maradona y Valderrama, pero un dato que llama la atención es que muchas de esas estrellas a nivel mundial nunca pudieron ganar la Copa América con su selección, entre ellos aparecen Pelé, Maradona, Valderrama, Zico, Sócrates, Falcao, Elías Figueroa, Chilavert, Riquelme y Mario Alberto Kempes, entre muchos otros. Muchos esperan que el genio de la actualidad, el argentino Lionel Messi, no pase a formar parte de esta lista negra.

El añejo certamen está lleno de anécdotas y detalles curiosos, como por ejemplo lo que pasó en la competencia celebrada en 1947 en Ecuador, cuando el entrenador de la selección de Argentina pidió el voto del pueblo para elegir la delantera del equipo. Los elegidos fueron Di Stéfano y Norberto Méndez, quienes marcaron 6 goles cada uno y fueron pieza importante para que los gauchos ganaran el título. También está el caso de José Piendebine, de la selección de Uruguay, quien fue el autor del primer gol en la historia del torneo. O el nacimiento de la jugada llamada “chilena”, ocurrida de igual manera en el primer torneo de la historia. Fue un defensa central de la selección de Chile de nombre Ramón Unzaga, quien en realidad era español de nacimiento pero nacionalizado chileno. Este peculiar personaje recurría a esa maniobra para despejar balones que de otra manera lo hubieran superado. El nombre de “chilena” se la dieron los narradores de aquella época. Otro detalle que quedará para la historia es la participación de Japón en la edición de 1999, un hecho inédito que todavía sigue levantando polvo.

Este torneo del centenario también quedará en los anales de la historia. Se jugará fuera de Sudamérica apenas un año después de la edición anterior y con 6 selecciones de la Concacaf. No había de otra si es que querían festejar los cien años con bombo y platillo de una Copa América que decidió voltear al norte, en parte por interés y en parte por inclusión. EC

Más artículos de interes