Pero antes de someter legalmente una queja o disputa ante una corte, considere los siguientes alternativas para llegar a la solución del problema o queja que haya tenido en contra de un negocio o compañía, sin necesidad de llegar a instancias mayores.

El primer paso

Para empezar, determine claramente el problema y tome en cuenta cuál sería una solución justa y realista de acuerdo a su queja. Reúna toda la documentación que tenga que ver con el caso como recibos, contratos, garantías, órdenes de reparación, anuncios publicitarios, cheques cancelados y números de cuentas. Necesita hacer copias de los documentos más relevantes para usarlas durante la resolución de su disputa.

Un acercamiento “amistoso” podría resolver el problema

Lo primero es llamar a la compañía en cuestión. El hacer contacto directo con ésta podría resolver el conflicto de inmediato. Si su caso no se resuelve vía telefónica, haga un seguimiento y proceda a enviarle a la compañía una carta con el motivo de su queja, sin olvidarse de guardar una copia de la misiva. La carta debe mencionar solamente los detalles importantes y el resultado que usted espera obtener. Incluya copias de los documentos más relevantes y mantenga los originales en sus propios archivos. Si pagó con tarjeta de crédito, escriba a la compañía que le emitió la tarjeta dentro de un plazo de 60 días de haber hecho la compra, diciéndoles que usted está querellando el cargo hecho a la tarjeta por concepto de la compra en disputa.

Considere un arreglo

Si sus demandas no son resueltas completamente, usted podría considerar llegar a un acuerdo que beneficie parcialmente a ambas partes. Una solución a medias algunas veces es mejor que no obtener ningún resultado en absoluto.

Si lo anterior no da resultado

Si después de haber hecho el intento no se llegó a un acuerdo entre las partes, lo mejor será evaluar con calma la situación para determinar el próximo paso a seguir. Sepa que cualquier decisión que tome tendrá sus ventajas, sus deventajas y su costo. Puede procesar y seguir el caso personalmente en una corte de reclamos menores. Puede contratar a un abogado para que lo represente en corte. Puede buscar la ayuda de un institución imparcial de mediación. Puede buscar apoyo más formal y llevar su caso a un arbitraje legal. Lo importante es hacerse oir; si expone su queja claramente y con fundamentos sólidos, es más probable que obtenga resultados satisfactorios.

No se pierda la próxima edición, donde tocaremos el tema de las tres instancias principales para llevar su demanda legalmente.

Información cortesía de la Oficina General del Procurador del Departamento de Justicia del Estado de California

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes