Ahora resulta que hasta sacar dinero del cajero automático puede ser peligroso, porque podría haber ladrones al acecho que se quieren apoderar de su dinero sin que usted se dé cuenta.

Los ladrones simplemente utilizan un método que consiste en instalar lectores electrónicos en estos aparatos que capturan la información de las bandas magnéticas de las tarjetas de banco, incluyendo datos sobre la cuenta de la víctima, así como su clave. Después, los delincuentes se dedican a sacar dinero de las cuentas bancarias.

Además los ladrones suelen instalar videocámaras en el mismo cajero, o cerca del mismo, con el fin de registrar las contraseñas de los usuarios. A veces, en lugar de usar una cámara, colocan un teclado falso encima del original para así grabar todas las teclas que presiona la persona.

Estos aparatos generalmente son instalados por unas horas, por lo que los ladrones podrían utilizar algo tan sencillo como una cinta adhesiva de ambos lados para pegarlos al cajero automático. Los usuarios insertan la tarjeta de banco en el lector falso y la información de su cuenta es capturada y almacenada en una computadora portátil, en un teléfono móvil o se transmite inalámbricamente a los delincuentes que esperan en los alrededores. Luego retiran los aparatos y depositan la información robada en tarjetas en blanco que después utilizan para sacar dinero en otros cajeros.

Para protegerse el FBI recomienda lo siguiente:

• Inspeccione el cajero o el lector de tarjetas antes de utilizarlo. Tenga cuidado de aparatos que tengan partes sueltas, chuecas o dañadas. También tenga precaución si nota que el aparato tiene rasguños o residuos de cinta adhesiva.

• Al teclear su clave asegúrese de cubrir el teclado con su otra mano para prevenir que una cámara escondida grabe su contraseña.

• Si es posible, utilice un cajero automático ubicado adentro de algún lugar ya que los delincuentes tienen menos oportunidades de instalar estos aparatos electrónicos ahí.

• Si la máquina no le regresa su tarjeta después de la transacción o después de presionar “cancelar”, contacte inmediatamente a la institución financiera que emitió la tarjeta.
No dude en contactar al FBI si sabe de alguien que utiliza estos métodos para robar dinero de los cajeros automáticos. EC

Información cortesía de Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes