Dentro de mi casa ¡no!
El mundo ha dado grandes giros y con él la cotidianidad. Aún continúan ofreciéndole productos en su puerta, pero ahora debe tomarse su tiempo y no comprar al primer impulso. Cuando un vendedor toca a su puerta no se sienta obligado a adquirir lo que le está ofreciendo, porque es probable que ese mismo producto lo consiga a un mejor precio en cualquier tienda. Tampoco es buena idea que le permita al vendedor entrar a su casa, a menos que usted lo conozca. Las ventas puerta a puerta son un medio ideal para encubrir los robos o allanamientos de morada y los crímenes.

Otra modalidad de estafa que puede tocar a su puerta es la del contratista que le ofrece reparaciones. Usted confiando en esta persona acepta el trato y cuando descubre que ha sido estafado no puede localizarlo dado que no posee licencia. Otras modalidades comunes son las de personas sin licencia que ofrecen servicios de control de plaga o de insectos y otros quienes solicitan dinero para fundaciones de caridad inexistentes.

¡Lea primero!

Según el Departamento de Asuntos del Consumidor del Gobierno de California (Department of Consumer Affairs) las personas deben ser cuidadosas en todo momento ante la ola de estafas y fraudes que se presentan cada día. Por ejemplo:

  • No firme ningún documento hasta que usted sepa exactamente que firmará.
  • Lea cada documento cuidadosamente antes de firmar.
  • Solicite todas las promesas verbales por escrito inmediatamente.
  • Asegúrese de que el contrato no contenga espacios en blanco que luego puedan ser llenados.
  • Asegúrese de que su copia es idéntica a la del vendedor.

Cuando firme asegúrese de que la porción del contrato que a usted le queda es idéntica a la que se lleva el vendedor.
Por otra parte, el contrato debe estar en la misma lengua en la que el representante de ventas le hizo la demostración. En caso de que usted haga un pago con cheque, hágalo a nombre de la compañía y no del vendedor.

Derechos del consumidor

Una vez que ha firmado un contrato por $25 o más usted puede cancelarlo durante los tres días siguientes a la firma, siempre y cuando lo haya hecho en un lugar diferente a la sede del negocio. Este período de tres días es para que piensen bien acerca de la decisión tomada. Este derecho aplica en la adquisición de bienes o servicios adquiridos para uso personal, de la familia o del hogar.

Si desea mayor información diríjase a www.dca.ca.gov o llame al (800) 952-5210.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes